«Vivo atormentada por el dolor», dice la mujer acusada de asfixiar a un niño autista

El menor, de ocho años, era el hijo de acogida de su pareja, con la que convivía en la localidad alicantina de Elda

Alejandra G. P., acusada del asesinato de un niño de ocho años autista que estaba bajo la tutela de su pareja
Alejandra G. P., acusada del asesinato de un niño de ocho años autista que estaba bajo la tutela de su pareja

Redacción

Alejandra G.P., la mujer acusada de haber asesinado al hijo de acogida de ocho años de su pareja en Elda (Alicante) en el 2017, ha declarado en el juicio que sigue el caso que está «arrepentida» de haber inventado una mentira que le «destrozó la vida» y también que vive «atormentada por el dolor».

En el alegato final antes de dar por concluida la vista oral y ante los seis hombres y tres mujeres del jurado popular, la acusada también ha señalado que «intentó salvarlo [al niño] hasta el final». El juicio se retomará el próximo lunes con la entrega del objeto del veredicto al jurado en un caso en el que la fiscal solicita la pena de prisión permanente revisable para la acusada, por considerar que asfixió al niño con una camiseta.

Por su parte, la defensa de Alejandra G.P. ha pedido su absolución y ha instado al jurado a que considere, en cualquier caso, la eximente de «miedo insuperable» a la hora de enjuiciar los hechos. Ha señalado la letrada que ante la muerte del menor, que han achacado a un accidente, la acusada inventó un escenario «porque sintió pánico», ya que «su vida se desmoronaba». «Pensó que su pareja, su hijo y su futura niña iban a desaparecer» tras haber fallado en su responsabilidad de cuidar del hijo de su pareja, ha indicado la abogada defensora.

Los hechos sucedieron el 30 de agosto del 2017 y la acusada declaró inicialmente que dos desconocidos, ataviados con cascos de motocicleta y guantes, habían asaltado la casa para, posteriormente, maniatarla y abusar sexualmente de ella hasta que les dijo que estaba embarazada. Según su primer relato, entonces se apiadaron de ella, aunque la dejaron inconsciente de un golpe, y cuando despertó, el pequeño Dominique yacía en su habitación, con signos de abuso sexual.

Sin embargo, tras una investigación de cerca de un año, la policía concluyó que la autora del crimen era la propia Alejandra, por lo que procedieron a su detención.Tras el arresto, la acusada reconoció que se había inventado el asalto, pero achacó la muerte del menor a que se había atragantado con una loncha de jamón. Y que posteriormente ideó una escena porque tenía miedo de perder a su pareja, Daniel, el padre de acogida de Dominique. Esta es la versión a la que se ha aferrado durante el juicio.

Según la fiscal, la acusada aprovechó la ausencia del padre de Dominique para coger del cuello al menor y asfixiarlo con su camiseta, por lo que solicita la pena de prisión permanente revisable. Además, pide una indemnización de 5.000 euros para los padres de acogida de la víctima, ya que la madre del menor padece desde entonces una depresión y considerables trastornos psicológicos.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

«Vivo atormentada por el dolor», dice la mujer acusada de asfixiar a un niño autista