El tribunal de la Gürtel condena a 19 acusados por lucrarse con la visita del papa a Valencia

Mateo Balín MADRID / COLPISA

ACTUALIDAD

Los dos cabecillas de la trama Gürtel, Francisco Correa (izquierda) y Pablo Crespo conversan durante una sesión del juicio en el 2015
Los dos cabecillas de la trama Gürtel, Francisco Correa (izquierda) y Pablo Crespo conversan durante una sesión del juicio en el 2015 POOL

La sala concluye que los cabecillas de la trama se confabularon con el director de la televisión autonómica para repartirse 3,2 millones de euros

26 nov 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

Catorce años después de celebrarse la visita del papa Benedicto XVI a Valencia, un acontecimiento del que se lucró la trama Gürtel y altos cargos de la Generalitat valenciana, la Audiencia Nacional dictó este miércoles sentencia. El tribunal condenó a penas de hasta 15 años de cárcel a 19 de los 23 acusados por la adjudicación ilegal al grupo Correa del contrato de suministro de pantallas, sonido y megafonía con motivo del V Encuentro de la Familia, celebrado en julio del 2006.

En una sentencia de 556 páginas, los magistrados de la Sala Penal impusieron 13 años y siete meses de prisión al cabecilla confeso Francisco Correa; 15 años y cinco meses a su mano derecha, Pablo Crespo (secretario de organización del PP de Galicia entre 1995 y el 2003); seis años y nueve meses a su colaborador Álvaro Pérez, el Bigotes, y al exdirector de Radio Televisión Valenciana Pedro García; y 11 años y siete meses al vicepresidente de Teconsa, José Luis Martínez. El resto de acusados fueron castigados a penas que van desde los ocho meses al año y medio de prisión. Por el contrario, la sala absolvió a dos acusadas para las que la Fiscalía Anticorrupción retiró la acusación: Noemí Márquez y Alexandra Andrea Benesovsky, mientras que otros dos fallecieron, Juan Cotino y Luis Sabater, por lo que quedó extinguida su responsabilidad penal.

La sentencia, con ponencia de la magistrada María Fernanda García, acuerda aplicar la atenuante de dilaciones indebidas muy cualificada al haber transcurrido 14 años desde la fecha de los hechos y 12 desde la incoación de la causa y, en el caso de algunos acusados, las de reparación del daño y de confesión solicitadas por la Fiscalía. Además, se ha considerado que varios delitos se cometieron en concurso medial, por lo que, al penarlos por separado por ser más beneficioso para los acusados, las penas son más bajas que las solicitadas por las acusaciones.