El PSOE y Podemos discrepan sobre quién debe comparecer en la comisión de la Kitchen

Los socialistas quieren presidir el grupo de trabajo, que arrancará antes de fin de año


Redacción

El PSOE y Unidas Podemos han acordado poner en marcha antes de fin de año la comisión del Congreso que investigará la denominada operación Kitchen, pero aún no han cerrado el listado de comparecencias. El grupo confederal quiere llamar al excomisario José Manuel Villarejo y al expresidente del PP Mariano Rajoy, e incluso pretenden que también intervenga el actual líder popular, Pablo Casado, pero los socialistas prefieren esperar antes de tomar decisiones, según aseguran a Europa Press fuentes de las dos formaciones.

Los portavoces parlamentarios de ambos grupos, Adriana Lastra y Pablo Echenique, mantuvieron este miércoles una reunión en el Congreso para hablar sobre esa comisión de investigación que socialistas y morados promovieron el pasado mes de septiembre y que, aunque el pleno acordó su creación el 1 de octubre, aún no se ha constituido.

Conforme a lo aprobado, la comisión deberá investigar las responsabilidades políticas del operativo supuestamente desplegado desde el Ministerio del Interior del Gobierno Rajoy para espiar al extesorero del PP Luis Bárcenas en busca de pruebas que implicaran a dirigentes del partido en su caja B.

En este primer encuentro, Lastra y Echenique acordaron constituir la comisión antes de que finalice el año y, según han apuntado fuentes socialistas se barajan en concreto dos fechas: el 22 o el 29 de diciembre.

El PSOE quiere el mando

Antes deberán acordar también con otros grupos la composición de la mesa que dirigirá los trabajos de la comisión, y de entre esos cinco diputados quién ocupará la presidencia. Esta vez parece que no se dejará la labor a un miembro de un grupo minoritario, pues el PSOE ya ha hecho saber que quiere presidirla.

Y, una vez puesta en marcha, los socialistas hablarán con otros grupos sobre el plan de trabajo y el listado de comparecencias. Unidas Podemos, no obstante, ya adelanta su objetivo de llamar a declarar al expresidente Mariano Rajoy y al comisario Villarejo.

El PSOE rechaza hablar ya de nombres. En principio, los socialistas podrían aceptar la presencia de Rajoy, dado su protagonismo en esta polémica. En cuanto a Villarejo, lo cierto es que el Grupo Socialista ya se opuso a citarle cuando se investigaron las llamadas cloacas de Interior, pero entonces no compartían gobierno con Podemos.

Aún está por determinar si se citará al presidente del PP, Pablo Casado, cuya comparecencia reclama Unidas Podemos. Su portavoz, Pablo Echenique, sostiene que Casado debe rendir cuentas ante los comisionados en tanto que fue elegido presidente «con los votos de María Dolores de Cospedal» —otrora secretaria general del PP— y cuenta en la actual dirección con personas afines a ella.

«Siendo la Kitchen una política de partido, y no manzanas podridas, convendría que Casado explique qué ha hecho al frente del PP para limpiar aquello, si es que ha limpiado», señaló Echenique, quien considera que no existe «una razón convincente» por la que Casado no deba ser citado.

Minutos antes, la propia Lastra subrayaba que deben acudir a este órgano «todas las personas que puedan haber tenido vinculación directa» con el caso Kitchen, incluida «buena parte de las direcciones que ha tenido el PP», sin descartar expresamente el nombre de Casado.

También se da por hecho que serán citados por el Congreso el exministro del Interior Jorge Fernández Díaz; el que fuera su secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, y María Dolores de Cospedal.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

El PSOE y Podemos discrepan sobre quién debe comparecer en la comisión de la Kitchen