El caso del rey emérito provoca fisuras en el Gobierno y pone el foco en la monarquía

ACTUALIDAD

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, durante la moción de censura de Vox
Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, durante la moción de censura de Vox E. Parra

Los expertos creen que Sánchez e Iglesias escenifican sus discrepancias y que la institución no está en riesgo

14 dic 2020 . Actualizado a las 08:43 h.

La Fiscalía del Tribunal Supremo mantiene abierta la investigación sobre Juan Carlos I para comprobar si su regularización fiscal voluntaria es válida. Por su parte, Unidas Podemos pide la creación de una comisión de investigación en el Congreso sobre el uso de las tarjetas opacas del rey emérito, al tiempo que difunde un polémico vídeo sobre el monarca con música de fondo de la serie Narcos. Estos son los últimos episodios en torno al caso que afecta al exjefe del Estado. Los expertos consultados por la Voz analizan sus consecuencias. 

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico.

EFECTOS POLÍTICOS

Elemento distorsionador. «Es un elemento distorsionador del debate político, que ya está bastante tenso», asegura Santiago Martínez. El consultor político considera que habrá disensiones en el Gobierno, pero no cree que sean «demasiado trascendentales», sino más bien «una escenificación tácita de posturas un tanto enfrentadas para justificar, sobre todo, por parte de Iglesias, su posición republicana ante su base electoral». Estima que «más allá de esa representación», no prevé que «vaya a haber exigencias o líneas rojas que puedan tensar la acción de gobierno». Señala que «a ninguno de los dos les interesa abrir otro frente, que movilizaría el apoyo electoral a la oposición y le daría alas; Iglesias sabe que no debe tensar la cuerda ahora».

 Para Carlos Barrera, «inevitablemente generará tensiones internas en el Gobierno y externas en la medida que todo el mundo conoce que a Iglesias no le importa airearlas en público». Pero no ve «viable una ruptura entre ambos porque hay algo más importante que les une, como se ha demostrado ya varias veces, el poder, y no creo que piensen arriesgarse a abandonarlo».