El hijo de Bárcenas pasa a la acción y se persona como perjudicado en el supuesto espionaje a sus padres

El juez Manuel García Castellón tendrá que decidir si acepta la petición

El extesorero del PP Luis Bárcenas, acompañado de su hijo Guillermo, en una imagen de archivo
El extesorero del PP Luis Bárcenas, acompañado de su hijo Guillermo, en una imagen de archivo

Colpisa | Madrid

El hijo del extesorero del PP Luis Bárcenas y de Rosalía Iglesias ha solicitado al juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón, que instruye la operación Kitchen, que acepte su personación como perjudicado. Guillermo Bárcenas, conocido como Willy y cantante del grupo Taburete, ha dado el paso para ser acusación particular en la causa sobre el operativo parapolicial creado en el 2013 para espiar a sus padres, con el fin de recuperar documentos sensibles para el Partido Popular.

El juez consultará ahora con los fiscales para conocer si secundan la petición, pero al tratarse del hijo de los espiados con toda seguridad aceptará su presencia en esta pieza como parte interesada. Es más, en algunos de estos partes de seguimiento se hace mención a su persona, pero sin entrar en detalles. Kitchen es la séptima pieza la macrocausa conocida como caso Villarejo, que se abrió en noviembre del 2018, tras un atestado policial. El documento apuntaba a la existencia de aquel operativo que buscaba entrar «hasta la cocina» de los Bárcenas utilizando a una persona de su confianza.

El confidente y el falso cura

Esa persona sería el chófer del extesorero, Sergio Ríos, quien fue captado como confidente policial a cambio de cobrar de fondos reservados del Ministerio del Interior. Ríos mantuvo al tanto al comisario jubilado y en prisión provisional José Manuel Villarejo de los movimientos de Bárcenas y de su familia, según consta en el sumario de la causa en la que obran las grabaciones que el comisario hizo de todas las conversaciones.

Otro de los extraños sucesos que podría estar relacionado con la operación Kitchen fue el asalto en el 2013 de un falso cura en la vivienda de la familia Bárcenas en busca de «información que tumbe al Gobierno», según consta en un atestado policial incluido en el sumario, informa Europa Press.

El juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón llamó a declarar como investigado a Enrique Olivares García, condenado por secuestrar a la mujer, al hijo de Bárcenas y a una empleada doméstica, si bien el interrogatorio judicial no llegó a realizarse porque el médico forense acreditó que no estaba en condiciones para declarar. Por este motivo, el magistrado retiró la imputación.

Como perjudicados de la operación Kitchen ya declararon en diciembre del 2018 el extesorero del PP y su esposa, ambos ahora en prisión cumpliendo la condena firme impuesta por el Tribunal Supremo por la primera época de la trama Gürtel.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

El hijo de Bárcenas pasa a la acción y se persona como perjudicado en el supuesto espionaje a sus padres