Pide asilo y descubren que fingió su muerte para cobrar 200.000 euros del seguro de vida

El implicado es un colombiano de 46 años que hace quince envió a la aseguradora de España su certificado de defunción


Vigo

La Policía Nacional de Vigo ha detenido a un colombiano de 46 años que hace quince años se hizo pasar por muerto para cobrar 200.000 euros de un seguro de vida en España. Todo apunta a que sobornó a una funcionaria colombiana para que acreditase oficialmente su fallecimiento. La estafa al seguro habría pasado desapercibida si el implicado no hubiese regresado a Vigo con una identidad falsa y solicitase asilo político. Cuando la policía revisó su documentación sospecho de él e inició pesquisas que duraron un año y requirieron la intervención de la Interpol. Las autoridades colombianas enviaron fotos y huellas digitales para comprobar que el implicado era un timador y seguía vivo.

Todo empezó en el 2005 cuando su familia presentó en España su certificado de defunción y cobró un seguro por fallecimiento. En el 2019, el muerto resucitó en España y la policía le acusa ahora de un delito de estafa.
En el 2005, la familia del implicado que regresó a Colombia después de residir en España, presentó un certificado de defunción en la compañía de seguros en España, donde el fallecido tenía un seguro de vida. La compañía aseguradora española, les abonó cerca de 200.000 euros de indemnización por fallecimiento. En el año 2019, un ciudadano colombiano solicitó asilo en España y presentó la documentación en la comisaría de Vigo para tener su residencia temporal por asilo.
Según explica la policía, las comprobaciones en solicitudes de asilo son muy rigurosas, y al chequear los datos de filiación del solicitante y sus huellas dactilares, en la base de datos de la Policía Nacional, apareció que esas huellas corresponden a otro ciudadano que ya había vivido en España y figuraba como muerto.
La Brigada de Extranjeros de Vigo colaboró con la policía colombiana, le solicitó fotos y huellas del fallecido que obrasen en las bases de datos latinas para hacer la comparativa con las obtenidas en la documentación en España.
Unos meses más tarde, la policía colombiana envió la fotografía del fallecido y las huellas del mismo a España, y los investigadores de la comisaría de Vigo-Redondela, hicieron el cotejo y comprobaron con certeza que el muerto estaba resucitado en Vigo.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Pide asilo y descubren que fingió su muerte para cobrar 200.000 euros del seguro de vida