El rey emérito anuncia que no regresará a España en Navidad por el riesgo de la pandemia

Miguel Ángel Alfonso COLPISA | MADRID

ACTUALIDAD

BENITO ORDÓÑEZ

Zarzuela desmiente las informaciones que aseguraban que Juan Carlos I fue hospitalizado por coronavirus en Abu Dabi

17 dic 2020 . Actualizado a las 19:15 h.

Fin del debate. Juan Carlos I pasará las fiestas navideñas en Abu Dabi. El rey emérito ha decidido permanecer allí debido al coronavirus. Así se lo ha trasladado el padre de don Felipe a sus allegados en un mensaje en el que asegura, según desveló Carlos Herrera en la Cadena Cope, que prefiere la estabilidad del lugar en el que se encuentra y no asumir riesgos hasta que la situación sanitaria mejore. El rey emérito se encuentra en Abu Dabi desde principios de agosto. Tomó la decisión empujado por la presión mediática después de saberse que la Fiscalía del Supremo le investigaba por recibir presuntas comisiones del AVE a La Meca. «Ante la repercusión pública que están generando ciertos acontecimientos pasados de mi vida privada», escribió entonces por carta el emérito a su hijo, «y guiado por el convencimiento de prestar el mejor servicio a los españoles, a sus instituciones y a ti como rey, te comunico mi meditada decisión de trasladarme, en estos momentos, fuera de España».

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico.

Desde entonces, el emérito hizo saber en varias ocasiones a sus allegados su deseo de regresar a España. A finales de octubre, vio su camino de vuelta despejado, al conocerse que la Fiscalía del Supremo tenía previsto archivar, antes de final de año, su investigación por las comisiones del AVE saudí. Sin embargo, a los pocos días se conoció que otras dos investigaciones estaban en curso. Por un lado, una por el uso de tarjetas opacas y, por otro, otra, en estado embrionario, por la aparición de una cuenta en un paraíso fiscal. La semana pasada, Juan Carlos I regularizó su situación fiscal. A través de un escueto comunicado, su abogado, Javier Sánchez-Junco, anunció que el emérito había abonado 678.393,72 euros, «incluidos intereses y recargos», por dejar de pagar el impuesto de donaciones correspondiente a los ejercicios 2016, 2017 y 2018, es decir, posterior a su abdicación. La Fiscalía examina ahora la «espontaneidad, veracidad y completitud» de esa regularización, y si pone fin a esa causa.

Desmentido de Zarzuela

Zarzuela, que siempre ha guardado un escrupuloso silencio como respuesta a informaciones periodísticas, ha roto esta semana en dos ocasiones su costumbre para desmentir dos noticias sobre el rey emérito. Por un lado, el viernes pasado desmintió que la Casa Real y el Gobierno estuvieran estudiando quitarle el título de rey a Juan Carlos I y, por otro lado, este mismo jueves, que el padre del rey haya sido ingresado por coronavirus en un hospital de Abu Dabi.