El supuesto testaferro de Maduro denuncia que Cabo Verde le niega la atención médica y pide compasión

Alex Saab, que padece cáncer, lleva en prisión desde el pasado mes de junio

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro

Caracas / Corresponsal

El régimen de Nicolás Maduro negoció para que Alex Saab, uno de sus supuestos testaferros, pudiese pasar las Navidades en Venezuela en arresto domiciliario y no en una cárcel en Cabo Verde, donde permanece desde junio. Informaciones no oficiales apuntan a que incluso el Ejecutivo sudamericano llegó a ofrecer dinero para que se permitiese su traslado.

Este 25 de diciembre fue la defensa de Saab, liderada por Baltasar Garzón, la que pidió «compasión» a José Ulises Pinto Correa, primer ministro caboverdiano, para que el empresario, que padece cáncer, reciba la atención médica necesaria.Saab lleva ya 196 días «sin acceso a la atención médica especializada que incluso los traficantes de drogas han recibido del régimen de Cavo Verde». «Este es el tiempo que el régimen caboverdiano ha pasado bailando y saltando a la melodía de la extraterritorialidad mientras ignoraba sus compromisos vinculantes más básicos con sus vecinos más cercanos», han recalcado los abogados. 

En Venezuela representantes religiosos y de varias oenegés de derechos humanos criticaron al régimen por pedir la libertad de Saab mientras mantiene 359 presos políticos, a los cuales, en muchos casos, no se les han permitido visitas desde marzo, cuando el país entró en cuarentena por la pandemia del covid-19. A diferencia de casi todos los finales de los últimos años, el régimen venezolano no ha asomado siquiera en el 2020 medidas de amnistía para algunos de sus presos o detenidos políticos.

Saab está investigado por Estados Unidos, por supuestamente haber participado en hechos de corrupción con la importación de alimentos por parte del Estado venezolano, además de evasión de capitales. En un comunicado emitido en Nochebuena, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Venezuela afirmó que Saab, a quien sigue calificando de «representante diplomático» del régimen, tenía derecho a pasar las Navidades con su familia.

Entretanto, Víctor Hugo Basabe, arzobispo de Barquisimeto, una de las voces más críticas de la Iglesia Católica contra el régimen de Maduro, afirmó que lo que el país espera son «medidas humanitarias en favor de los presos políticos del país y que cesen las persecuciones».

El Foro Penal Venezolano, oenegé que lleva la defensa de un grupo importante de presos políticos del país sudamericano, destacó que a 70 presos políticos que tienen enfermedades severas se les impide acceder a servicios médicos, y que a la mayoría de los 359 contabilizados por la oenegé se les ha impedido ser visitados por sus familiares a todo lo largo de la cuarentena por la pandemia. 

  

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

El supuesto testaferro de Maduro denuncia que Cabo Verde le niega la atención médica y pide compasión