Iñaki Urdangarín, una Navidad más en familia en Vitoria

Cecilia Cuerdo

ACTUALIDAD

José Oliva | Europa Press

El marido de la infanta Cristina disfruta de un permiso penitenciario rodeado de los suyos

28 dic 2020 . Actualizado a las 13:51 h.

Iñaki Urdangarín ya se encuentra en Vitoria para celebrar la Navidad junto a su familia materna, la infanta Cristina y sus hijos Juan Valentín, Pablo Nicolás, Irene y Miguel. La Junta de Tratamiento del centro penitenciario de Brieva, donde cumple una condena de cinco años de prisión por malversación, prevaricación, fraude de la administración, dos delitos fiscales y tráfico de influencias, le ha concedido un permiso penitenciario para pasar estas fiestas en casa, donde ya ha sido visto conduciendo su coche o compartiendo un vino con un pequeño grupo de amigos y familiares. Respetando, eso sí, las medidas preventivas y de seguridad respecto al coronavirus.

Y es que fue precisamente el covid-19 la que estuvo a punto de echar por tierra sus planes. Hace unos días trascendió que Urdangarín debía guardar cuarentena tras haber estado en contacto con un positivo en coronavirus, un caso detectado en el hogar social Don Orione de Pozuelo de Alarcón (Madrid) donde el exjugador de balonmano hace voluntariado. Todos los trabajadores del centro se hicieron la preceptiva PCR al día siguiente de detectarse el positivo, y aunque Urdangarín dio negativo, siguiendo los protocolos sanitarios se optó por dejarlo en cuarentena para minimizar riesgos en el interior del penal. Así, durante 10 días -el tiempo establecido en estos momentos-, no ha podido realizar las labores de voluntariado ni usar los espacios comunes del centro penitenciario.

Finalmente, la cuarentena ha confirmado que Urdangarín no presentaba el virus, por lo que pudo desplazarse hasta Vitoria, donde se reunió con su familia. Todo indica que posiblemente pasó la noche del 24 en el domicilio de su madre, Claire Liebaert. Al día siguiente, en la mañana de Navidad, ya fue fotografiado al volante de una furgoneta Mercedes Benz en compañía de sus hijos, todos ellos con las preceptivas mascarillas puestas.