AMESPA elabora un estudio sobre las dificultades que tienen las mujeres para acceder al teletrabajo

El trabajo también recoge una serie de entrevistas a personas expertas, las cuales han aportado buenas prácticas y posibles implicaciones que desde un punto de vista laboral, psicosocial, de pareja, que puede tener el teletrabajo


Redacción

La pandemia provocada por la COVID-19 ha supuesto una profunda transformación en el mercado de trabajo y ha provocado una crisis económica dadas las restricciones a la movilidad y a la actividad económica que tuvieron que ser impuestas durante el estado de alarma.

Hoy, todavía alguna de estas limitaciones sigue vigente y no es descartable que se impongan más medidas a fin de evitar un nuevo confinamiento. Toda esta «nueva normalidad» está obligando a extremar las medidas de prevención como el uso de las mascarillas, la distancia social, mamparas protectoras y, además, está impulsando el teletrabajo.

Sin embargo, existen diferencias al abordar las cuestiones del teletrabajo desde una perspectiva de género pues confluyen aspectos como la conciliación de la vida familiar y laboral, el cuidado de los hijos e hijas con el agravante de la escolarización online o semipresencial, la convivencia de varios teletrabajos simultáneos en la unidad familiar, la escasez de medios telemáticos, etc. que además puede tener consecuencias las carreras profesionales de las mujeres.

Ante esta situación, la Asociación de Mujeres de Empresas de Economía Social del Principado de Asturias ha llevado a cabo, en colaboración con el Instituto Asturiano de la Mujer, un estudio que aborda desde una perspectiva de género las dificultades que tienen las mujeres para poder a acceder al teletrabajo, teniendo además en cuenta las dificultades que muchas actividades feminizadas tienen para poder desarrollarse bajo esta modalidad.

La publicación recoge un estudio cuantitativo realizado mediante una encuesta en la que se trataron aspectos relacionados con la situación de la mujer ante el teletrabajo en contraposición a la del hombre, estudiando su situación en las grandes empresas y en las pymes, en la zona rural y en la ciudad, con responsabilidades familiares y sin ellas, con diferentes niveles de estudios,  etc. y por otra un análisis de la normativa y de los convenios colectivos a fin de ver como abordan los mismos estas situaciones. Por otro lado, el estudio recoge una serie de entrevistas a personas expertas, las cuales han aportado buenas prácticas y posibles implicaciones que desde un punto de vista laboral, psicosocial, de pareja, que puede tener el teletrabajo.

Con este estudio, AMESPA trata de identificar sesgos y barreras que impiden el acceso de la mujer al teletrabajo, así como promover la libertad de la mujer a la hora de adoptar el teletrabajo y determinar un conjunto de buenas prácticas en el teletrabajo femenino.

El estudio está cofinanciado por la Administración del Principado de Asturias, a través de la Dirección General de Igualdad, y del Ministerio de Igualdad, a través de la Secretaría de Estado de Igualdad y contra la Violencia de Género y en el marco del Pacto de Estado contra la violencia de género. Todas las personas interesadas en leerlo pueden hacerlo a través de este enlace. 

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

AMESPA elabora un estudio sobre las dificultades que tienen las mujeres para acceder al teletrabajo