Un fuerte seísmo deja al menos siete muertos, entre ellos una niña, en el centro de Croacia

«Petrija está en ruinas. Es un caos», asegura el alcalde de esa ciudad tras el seísmo de mayor magnitud desde 1880

Vecinos de Petrinja buscan supervivientes entre los escombros
Vecinos de Petrinja buscan supervivientes entre los escombros

Redacción

Un fuerte terremoto sacudió este martes la zona central de Croacia, causando al menos siete muertos -entre ellos una niña- y una veintena de heridos. El seísmo, el de mayor magnitud desde 1880, ha agravado la ya difícil situación de los hospitales durante la pandemia del covid-19, y dos clínicas han tenido que ser evacuadas, informa Efe.

A las 12.20 horas se registró el intenso temblor de magnitud 6,2 en la escala de Richter que golpeó con fuerza a la ciudad de Petrinja, a unos 50 kilómetros al sudeste de Zagreb.Equipos de rescate, con médicos y bomberos apoyados por 130 soldados, acudieron a Petrinja, Sisak y Glina, las ciudades más afectadas, para asistir en las operaciones de rescate más urgentes.

Destruida la mitad de Petrinja

«Con tristeza informamos de los fallecidos: una niña [de 12 años] en Petrinja y cinco varones en [la aldea de] Majske Poljane», señaló el Ministerio del Interior croata en su cuenta oficial de Twitter. Poco después, se confirmó la muerte del organista de la iglesia de Zazine, cerca de Sisak, derrumbada.

Justo cuando el alcalde de Petrinja, Darinko Dumbovic, estaba hablando, en una entrevista al aire libre a la televisión regional N1, sobre el sismo de 5 grados ocurrido el lunes en la misma ciudad, se produjo el nuevo terremoto.

Las cámaras captaron el temblor, el pánico de los presentes y cómo caían los escombros en torno al lugar de la entrevista. «Petrinja está en ruinas. Hay muertos y heridos, hay desaparecidos. No hay casa que no haya sido dañada», declaró poco después el alcaldea. « Es un caos. La gente ha entrado en pánico buscando a sus seres queridos», añadió, según recoge Europa Press de la agencia croata de noticias HINA.  

El presidente del país, Zoran Milanovic, y el primer ministro, Andrej Plenkovic, se trasladaron a los lugares más golpeados. «El centro de Petrinja es como Grozni en Chechenia. La gente está muy asustada», señaló Milanovic.

Otra ciudad fuertemente dañada es la cercana Glina y la aldea Majske Poljane, que se ha quedado sin luz y agua potable.

«Pedimos ayuda urgente. Necesitamos todo: contenedores de alojamiento, mantas, alimentos, medicina, médicos, todo», urgió Branka Mitic, la vicealcaldesa de Glina.

Los medios locales aseguran que hay otras aldeas destruidas a las que los equipos de rescate no habían podido llegar aún.

Evacúan a paciente de covid

El terremoto se produjo cuando Croacia está fuertemente afectada por la segunda oleada de la pandemia del coronavirus. Los hospitales de Petrinja y de Sisak han quedado tan dañados que tuvieron que ser evacuados. Los pacientes, incluidos los de covid, estaban siendo trasladados a otras clínicas, sobre todo de Zagreb.

«Quedaron destruidas las unidades de enfermedades internas, cuidados intensivos, cirugía, ginecología», declaró a la TV pública HRT el director del hospital de Sisak, Tomislav Dujmenovic, tras resaltar que fue «pura suerte» que no hubiera víctimas del terremoto entre los pacientes.

Con 1.113 contagios por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días, Croacia es el país con la mayor incidencia de covid-19 en la Unión Europea, y está en segundo lugar por la de muertos (27 por 100.000 habitantes), según el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades.

Sin electricidad ni agua

Muchas partes de la región están sin electricidad y sin agua potable, por lo que la evacuación proseguía esta noche en la oscuridad y en medio de nuevas réplicas del sismo, con la ayuda de helicópteros militares ya que varias carreteras han quedado bloqueadas.

En Zagreb, además de asustar a la población,el temblor causó daños en varios edificios. «Fue terrible. Me agarré al marco de la puerta. Todo se movía, sacudía, parecía que las paredes se derrumbarían. Y duró mucho.., no paraba», describió a Efe una ciudadana. La capital de Croacia ya vivió una cadena de terremotos durante la primera ola de la pandemia, en marzo. Entonces alrededor de una decena de personas resultaron heridas y hubo importantes daños materiales, incluido el derrumbe parcial de una de las dos torres de la catedral de San Esteban y San Ladislao, el edificio insignia de la capital.

El terremoto fue sentido en doce países del centro y sudeste de Europa, según el Instituto geológico USGS de Estados Unidos. Se sintió en la capital de Eslovenia, donde el temblor obligó a suspender una sesión del Parlamento y, como medida de prevención, se paró la actividad de la central nuclear eslovena de Krsko, a unos 80 kilómetros en línea recta desde el epicentro del seísmo.

Ayuda de la UE

La Unión Europea, España y otros países han ofrecido ayuda a Croacia. «Nuestra solidaridad con las víctimas y todo el apoyo», escribió el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, en un mensaje en su cuenta de Twitter.

El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, indicó a través de Twitter que «sigue de cerca la situación en Zagreb tras el devastador terremoto». «Nuestros pensamientos están con los heridos y los trabajadores en primera línea. En estos momentos difíciles, la Unión Europea  ofrece su apoyo y ayuda total a la gente de Croacia y al primer ministro», ha reseñado.

Tras hablar con Plenkovic, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen señaló que el bloque «está preparado para ayudar». «Estamos junto a Croacia»,  manifestó.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Un fuerte seísmo deja al menos siete muertos, entre ellos una niña, en el centro de Croacia