Joe Biden: «Es un momento negro en la historia de EE.UU. Basta, es suficiente»

El presidente electo exigió a Donald Trump que compareciera en televisión para ordenar el fin del asalto, condenado por los principales dirigentes republicanos


Redacción / La Voz

«Este es un momento negro en la historia de Estados Unidos. Basta, es suficiente». El presidente electo norteamericano, Joe Biden, compareció en la televisión mientras los asaltantes permanecían todavía en el Capitolio para condenar lo que calificó de «insurrección» y reclamar «tolerancia y respeto» a los partidarios de Donald Trump, a quienes exigió que abandonaran la protesta. «Son unas acciones que rozan la sedición», advirtió, visiblemente consternado ante unos acontecimientos que constituyen, según dijo, un ataque «sin precedentes» a la democracia estadounidense.

«Las escenas de caos en el Capitolio no representan lo que somos y no reflejan la verdadera América», aseguró el líder demócrata, que se dirigió directamente al todavía presidente para exigirle una declaración pública. «Solicito al presidente Trump salir en televisión nacional ahora y cumplir con su juramento y defender la Constitución y exigir el fin de este asedio», dijo Biden. «Lo que estamos viendo son un pequeño número de extremistas dedicados a la anarquía. Esto no es disentir. Es desorden, es caos, limita con la sedición y debe terminar ahora», insistió, en un intento de mostrar la extrema gravedad de lo sucedido y de advertir a los autores del asalto de las consecuencias legales que acarreará su actitud violenta. 

Ted Cruz condena el asalto

Nancy Pelosi y Chuck Schumer, principales líderes demócratas en el Congreso estadounidense, instaron también a Trump a ordenar que cesaran las protestas y a exigir a quienes perpetraron el asalto que abandonara «inmediatamente» la sede legislativa. El gobernador demócrata de Puerto Rico, Pedro Pierluisi, defendió la democracia y llamó a la unidad. «Espero que la razón venza hoy», señaló en pleno asalto al Capitolio.

Diferentes líderes republicanos reaccionaron también exigiendo el fin de la protesta y desmarcándose claramente de la instigación de Trump a manifestarse. Incluso el senador Ted Cruz, uno de los republicanos que se opusieron con más firmeza a ratificar la victoria de Joe Biden en las elecciones, hizo una llamada pública para detener el asalto. «Aquellos que irrumpieron en el Capitolio deben detenerse ahora. La Constitución protege la protesta pacífica, pero la violencia, de izquierda o derecha, siempre está mal. Y los que participan en la violencia están dañando la causa que dicen apoyar», escribió en un mensaje en Twitter, destacando en mayúsculas la palabra ahora.

El senador republicano Marco Rubio se dirigió directamente a Trump en otro mensaje en Twitter. «Señor presidente, los hombres y las mujeres de las fuerzas del orden están bajo ataque. Es crucial que usted ayude a restaurar el orden al enviar recursos para ayudar a la policía y pedirles a los que hacen esto que se retiren», advirtió Rubio. La senadora republicana por Tennessee Marsha Blackburn alertó a los manifestantes que irrumpieron en el Capitolio de que estaban interrumpiendo «el proceso democrático». «Ustedes deben estar avergonzados de sí mismos. Eso es violencia. Esto es un crimen. Deben detenerse», señaló en su cuenta de Twitter. Otros republicanos escribieron mensajes en directo explicando que estaban evacuando sus oficinas. «Esto. Es. Una. Locura», tuiteó la representante republicana Nancy Mace antes de abandonar su despacho. Adam Kinzinger, representante republicano de Illinois, calificó los hechos de «intento de golpe» e instó también a Donald Trump a actuar inmediatamente. «No estás protegiendo al país», le advirtió ante su tibieza a la hora de llamar al fin de las protestas.

La UE denuncia el asalto a la democracia en Estados Unidos y pide que se respete el resultado 

Todos los líderes europeos, instituciones y organismos como la UE y la OTAN reaccionaron ayer a los disturbios en Washington pidiendo un traspaso de poderes pacífico. El británico Boris Johnson calificó de «vergonzosas escenas» el asalto al Capitolio; el ministro francés de Exteriores, Jean-Yves Le Drian, habló de «un grave atentado contra la democracia»; el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, lo calificó de «vergüenza democrática», y Pedro Sánchez habló de «preocupación».

Mientras el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, pidió que se respete el resultado electoral, la UE denunció el «asalto a la democracia» vivido este miércoles en Washington. «A ojos del mundo, la democracia estadounidense parece estar asediada. Esto es un asalto sin precedentes a la democracia, las instituciones y el Estado de derecho en Estados Unidos», aseguró el Alto Representante de la UE para Política Exterior, Josep Borrell, en las redes sociales. Y pidió que se respete el resultado de las elecciones. «Esto no es Estados Unidos. La fortaleza de su democracia prevalecerá frente al extremismo», indicó Borrell. El presidente del Consejo, Charles Michel, dijo confiar en que el país pueda garantizar una transición de poder «pacífica». Y el del Parlamento Europeo, David Sassoli, apuntó que «el voto democrático debe respetarse».

Seguidores de Trump asaltan el Capitolio y obligan a suspender la sesión para ratificar a Biden como presidente

La Voz

Los disturbios dejan cuatro muertos. El vicepresidente, Mike Pence, ha sido evacuado. Se ha decretado el toque de queda en Washington. La presidenta de la Cámara, Nancy Pelosi, anuncia que la certificación de votos seguirá «esta misma noche» (en Estados Unidos). El Capitolio confirma que el edificio está bajo control

«La democracia está bajo un ataque sin precedentes» que «roza la sedición, y debe acabar ahora». Así reaccionaba el presidente electo de EE.UU. Joe Biden después del asalto al Congreso de cientos de seguidores del mandatario Donald Trump. Estos se concentraron ante el Capitolio en Washington y derribaron varias vallas de seguridad, lo que generó choques con la policía y caóticas escenas a las puertas del Congreso, donde los legisladores abordaban la validación formal de triunfo de Joe Biden en las presidenciales. Como consecuencia, la Policía ordenó la evacuación de dos edificios aledaños y el cierre de emergencia del Capitolio. El vicepresidente, Mike Pence, era evacuado y las sesiones suspendidas. Tres horas después del asalto, se restableció la seguridad en su interior.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Joe Biden: «Es un momento negro en la historia de EE.UU. Basta, es suficiente»