Prisiones asegura que no puede interferir en visitas como la de la portavoz de Bildu a presos de ETA en Cádiz

PP y Cs denuncian que Mertxe Aizpurua es «negociadora» y «socia» del Ejecutivo que lidera Pedro Sánchez


Agencias | Europa Press

Instituciones Penitenciarias ha recordado este jueves que «no puede interferir» en las visitas a los internos que realizan los diputados o autoridades tras las críticas de PP y Ciudadanos por el encuentro en plenas fechas navideñas, con restricciones de movilidad por el covid-19 en vigor, de la portavoz en el Congreso de EH Bildu, Mertxe Aizpurua, a presos de ETA que cumplen condena en El Puerto de Santa María (Cádiz).

Fuentes de este organismo dependiente del Ministerio del Interior consultadas por Europa Press se han remitido al artículo 49 del Reglamento Penitenciario, que es el que regula las comunicaciones con autoridades o profesionales.

Además, argumentan que estas visitas a las prisiones son habituales por parte de los partidos políticos para conocer la realidad penitenciaria y que, en el caso de EH Bildu, llevan años entrevistándose con presos de la banda terrorista.

Sobre las críticas por el desplazamiento de Mertxe Aizpurua cuando había en vigor restricciones de movilidad durante las fiestas navideñas para los ciudadanos por la covid-19, Prisiones ha asegurado que no tienen competencias en materia de desplazamientos o sanciones en el caso de que se hubiera infringido la normativa en vigor.

Basta con la notificación de la visita

El PP y Ciudadanos han criticado la visita de la dirigente de la coalición aberzale al subrayar que es «negociadora» y «socia» del Ejecutivo que lidera Pedro Sánchez.

El partido de Pablo Casado ha afirmado que es «inaceptable» la «condescendencia del Gobierno con Bildu» y ha advertido de que esa visita se hace con el «permiso» del Ministerio del Interior. Por su parte, la líder del partido naranja, Inés Arrimadas, ha resaltado que «muchos socialistas también se avergüenzan de que se entregue la gobernabilidad de España a esta gente».

Las citadas fuentes de Instituciones Penitenciarias sostienen que las visitas normalmente no requieren de «autorización expresa» por parte de la Administración y que basta con la «notificación» a la dirección de la cárcel, a efectos de que sea tenido en cuenta para la organización interna del centro.

Según ha informado 'El Mundo', las comunicaciones mantenidas el lunes y martes contaron con el visto bueno y el permiso por escrito de Interior. El departamento que dirige Fernando Grande-Marlaska ha sido cuestionado por estos partidos y asociaciones por la AVT por autorizar desde 2018 hasta 144 traslados que benefician a 130 etarras, estando ya más de la mitad de los 195 que cumplen condena en España a menos de 200 kilómetros de sus domicilios.

Desde Instituciones Penitenciarias se remiten al reglamento en lo referente a que las comunicaciones orales y escritas con representantes de instituciones, incluyendo el Defensor del Pueblo o autoridades judiciales, «no pueden ser suspendidas, ni ser objeto de intervención o restricción administrativa de ningún tipo».

PP: «Con permiso de Marlaska»

El PP ha censurado que Aizpurua, «la diputada que se atreve a dar lecciones de democracia desde la tribuna del Congreso», se «salte las restricciones y recorra más de mil kilómetros para visitar a los asesinos de ETA en Navidad». «Que a nadie se le olvide que es socia de Sánchez», ha recordado el partido en su cuenta oficial de Twitter.

En parecidos términos se ha expresado la vicesecretaria de Organización del PP y presidenta del PP navarro, Ana Beltrán, quien ha asegurado que es «inaceptable» para la democracia «la condescendencia del Gobierno con Bildu».

«Los socios preferentes del 'sanchismo' visitan en Navidad a los presos etarras con más asesinatos en su historial. Las víctimas tienen memoria viva, que no se le olvide a Sánchez», ha afirmado Beltrán en un mensaje en la misma red social, que ha recogido Europa Press.

También el senador por Almería y miembro de la Mesa de la Cámara Alta, Rafael Hernando, ha señalado que «con permiso de Marlaska, la portavoz de Bildu en el Congreso, aprovecha las vacaciones para visitar a los asesinos de ETA en Cádiz». «Espero que el viaje no lo pague el Congreso», ha agregado.

Cs: «Profunda indignación»

Desde Cs, la presidenta de la formación, Inés Arrimadas, ha denunciado que «la negociadora de Bildu con el Gobierno» visite «a los etarras más sanguinarios» que son «asesinos de decenas de inocentes como López de Lacalle o Tomás y Valiente».

«Muchos socialistas también se avergüenzan de que se entregue la gobernabilidad de España a esta gente», ha asegurado Arrimadas en un apunte en su cuenta oficial de Twitter, que ha recogido Europa Press.

De la misma manera, el portavoz de Cs en el Congreso, Edmundo Bal, ha dicho sentir «profunda indignación» al ver cómo los diputados de Bildu, que «se pasan el día dando lecciones de democracia al pueblo español», se reúnen «con presos etarras que tanto dolor causaron». «En manos de estos señores ha dejado Sánchez los Presupuestos Generales», ha apostillado.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Prisiones asegura que no puede interferir en visitas como la de la portavoz de Bildu a presos de ETA en Cádiz