Un supremacista simpatizante de los Proud Boys, entre los muertos en el Capitolio

Una mujer falleció aplastada por un grupo de asaltantes que huían de la Policía y otros dos murieron de paro cardíaco

Una mujer deposita flores frente el Capitolio por los muertos durante el asalto
Una mujer deposita flores frente el Capitolio por los muertos durante el asalto

La muerte este viernes de uno de los policías que custodiaba el Capitolio cuando una turba instigada por Trump asaltó la sede del poder legislativo norteamericano eleva a cinco las víctimas mortales del ataque.

De los cuatro asaltantes fallecidos, solo una, la veterana de la Fuerza Aérea Ashli Babbitt —de 35 años y vecina de San Diego, California—, murió al recibir un disparo de un agente que protegía el edificio. Los otros tres perdieron la vida por «complicaciones médicas», según explicó la Policía de Washington.

Uno de los fallecidos fue identificado como Kevin Greeson, de 55 años y residente en Athens, en el estado sureño de Alabama. Según informó The New York Times, Greeson sufrió un paro cardíaco. Estaba hablando por teléfono con su esposa y cayó desplomado sobre la acera, sin que los servicios de emergencias lograran reanimarlo. Padre de cinco hijos y, según declaró su esposa al Times, «un yonqui de la política», Greeson no ocultaba en las redes sociales su ideología supremacista y su simpatía por grupos extremistas como los Proud Boys. También se declaraba negacionista del covid-19 y expresaba su apoyo incondicional al presidente saliente con frases como «El único republicano con cojones es Trump».

Aplastada en el tumulto

También murió de un ataque al corazón durante la toma del Capitolio Benjamin Philips, de 50 años, que había llegado a Washington desde Bloombsburg (Pensilvania) al frente de una excursión en bus que había organizado él mismo. «Este va a ser el primer día del resto de nuestras vidas», había proclamado Philips antes de emprender el viaje, según recoge The Philadelphia Inquirer. El programador informático, que había creado en Internet una plataforma para devotos de Trump, afirmaba que este iba a ser «el año cero» de una nueva era.

Rosanne Boyland, una mujer de 34 años de Kennesaw (Georgia), murió aplastada por un grupo de asaltantes que huían de la policía, según relató una amiga que la acompañaba a The New York Post. Su familia responsabilizó a Trump de su muerte por incitar a la muchedumbre a ocupar el Capitolio y pidió que se le aplique la 25.ª enmienda.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Un supremacista simpatizante de los Proud Boys, entre los muertos en el Capitolio