Protección Civil dice que actuó de forma «razonablemente eficaz» ante Filomena

Barajas no recuperará la normalidad al menos hasta bien entrada esta tarde

Operarios de limpieza trabajan limpiando la nieve en una calle de Madrid
Operarios de limpieza trabajan limpiando la nieve en una calle de Madrid

Madrid | La Voz

«Razonablemente eficaz». Leonardo Marcos, director general de Protección Civil y Emergencias, calificó ayer de esta manera la reacción del cuerpo de emergencias ante la borrasca Filomena, que en los últimos días hizo colapsar Madrid por la nevada y obligó a suspender todos los vuelos del viernes programados en Barajas desde la media tarde con la única excepción del viaje del Real Madrid, cuyo avión sí pudo despegar hacia Pamplona para jugar su correspondiente partido de Liga ante Osasuna.

En declaraciones a Antena 3, Marcos garantizó que desde Protección Civil sí se hizo caso a las advertencias meteorológicas, por lo que empezaron a trabajar en el dispositivo de seguridad del temporal ya el pasado 5 de enero, cuatro días antes de que comenzase a nevar de manera tan copiosa.

Las principales carreteras de Madrid llevan un par de días despejadas, pero en las calles secundarias el terreno permanece impracticable para los vehículos, por lo que el habitual ruido de cláxones y motores ha sido sustituido por los rascazos de las palas sobre la nieve y el hielo. Según informó ayer el Ministerio del Interior, en las tareas han sido movilizados 40.000 efectivos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, 2.300 de las Fuerzas Armadas, en su mayoría de la Unidad Militar de Emergencias (UME), 685 de la Dirección General de Tráfico, 3.000 operarios dependientes del Ministerio de Transportes. Además, se cuentan por miles los vecinos que vienen colaborando de forma desinteresada para que la capital española y las otras localidades más afectadas puedan volver cuento antes a la normalidad.

El aeropuerto de Barajas va poco a poco recuperando su ritmo, aunque no funcionará a pleno rendimiento al menos hasta bien entrada la tarde de este jueves.

Tuberías quebradas por el frío

Madrid continúa inmersa en una ola de frío que complican las labores de acondicionamiento. El termómetro de la capital española alcanzó ayer los diez grados bajo cero, lo que alimenta que no desaparezcan las plazas de hielo originadas tras la nevada que convirtieron la ciudad en una gran pista de patinaje. Según informó el departamento de Emergencias del Ayuntamiento, solo en la mañana de ayer se realizaron 220 intervenciones. Casi la mitad correspondieron a los bomberos, que atendieron a cuestiones de arbolado, con muchos desprendimientos a raíz del excesivo peso de la nieve acumulada en las copas, por salvamentos y rescates de vecinos atrapados, por daños por agua, porque muchas tuberías cedieron a consecuencia de la helada. Por su parte, los sanitarios del Samur-Protección Civil completaron a lo largo de la mañana 116 intervenciones, casi la mitad para atender traumatismos ocasionados por las caídas en la calle, una circunstancia que ha generado un inesperado pico de carga en los ya de por sí saturados centros hospitalarios de la capital española.

Casado pide a Sánchez y a Iglesias que procedan con el precio de la luz tal y como exigían a Rajoy

Madrid solicitará este jueves la declaración de la capital como zona catastrófica por los daños ocasionados por el temporal. Aunque todavía resulta imposible realizar un balance de las pérdidas, el regidor de la ciudad, el popular José Luis Martínez-Almeida, estimó ayer que ascenderá hasta «varios cientos de millones de euros», por lo que instó a Sánchez a que estudie esta declaración, lamentando que Moncloa rechazase los globos sondas enviados desde Cibeles, negando dicha consideración «sin ni siquiera haberla planteado».

Aranjuez, también de signo popular, confirmó ayer que solicitará al Gobierno la declaración de su municipio como zona catastrófica. Y todo apunta a que varios regidores socialistas se acabarán sumando a esta petición.

El presidente del PP, Pablo Casado, exigió ayer al Gobierno que adoptase medidas para abaratar la luz, «con presupuesto público si hace falta», invitando a Sánchez y a Iglesias a que procedan según lo que hace pocos años reclamaban a Rajoy, «cuando la subida era de un 7% y no un 30%».

Pablo Iglesias «escondido»

El vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Montesinos, afirmó que el líder de Podemos está «escondido» ante la imposibilidad de «aguantar su propia hemeroteca sobre la subida de la luz».

La ministra de Igualdad, Irene Montero, pareció apuntar ayer a la vicepresidenta de Transición Ecológica, la socialista al ala socialista: «Es un problema al que el Gobierno tiene que dar respuesta», dijo la dirigente de UP.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Protección Civil dice que actuó de forma «razonablemente eficaz» ante Filomena