Conte busca el apoyo de quince senadores para evitar la caída del Gobierno tras el adiós de Renzi

El primer ministro tantea a los tránsfugas para no ir a las urnas, como le exige la derecha

El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, este jueves, llega a bordo de su coche oficial al palacio del Quirinal
El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, este jueves, llega a bordo de su coche oficial al palacio del Quirinal

Roma / Efe

El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, buscará apoyos en el Parlamento para evitar la caída de su Gobierno tras la retirada del apoyo del partido de Matteo Renzi, Italia Viva (IV), lo que ha puesto en jaque su continuidad y ha sumido a Italia en una nueva crisis política.

Conte, que encabeza la coalición de gobierno formada por el antisistema Movimiento 5 Estrellas (M5S) y el Partido Demócrata (PD, centroizquierda), perdió la mayoría en el Senado con la marcha de Renzi, en desacuerdo por el reparto de fondos europeos del plan de recuperación de la pandemia de coronavirus.

Aunque mantiene el control del Congreso de los Diputados, el sistema italiano le obliga a tener las riendas de las dos Cámaras para gobernar y, por esa razón, busca unos quince senadores en el Grupo Mixto y regional que le apoyen.

Era esto o presentar su dimisión al presidente de la República, Sergio Mattarella. Sin embargo, el aún primer ministro acudió este jueves a la sede de la jefatura del Estado, el Palacio del Quirinal, para dejar claro que pretende resolver la crisis en el Parlamento.

El jefe de Estado ya ha firmado el decreto con el que acepta la dimisión de las ministras del partido de Renzi, Teresa Bellanova en Agricultura, y Elena Bonetti en Familia e Igualdad, así como la del subsecretario de Estado, Ivan Scalfarotto. Conte ha asumido la cartera de Agricultura interinamente y Mattarella, preocupado por la situación de inestabilidad creada, «ha tomado nota» de la intención del primer ministro y le ha dado tiempo, que es lo que necesita, para intentar alcanzar una solución.

Con el «no» rotundo de la oposición de derechas, las únicas bazas que puede tantear son un grupo heterogéneo de senadores del Grupo Mixto y tránsfugas, los conocidos como «responsables», procedentes de áreas centristas y que apuntalarían el Ejecutivo en lo que resta de legislatura.

Voto de confianza

Otra opción es que finalmente Conte acuda el Parlamento para someterse a un voto de confianza y ver cómo se comportan el partido de Renzi y el resto de «responsables».

Desde los partidos de la coalición gubernamental han revalidado su apoyo al primer ministro y le han instado a hallar «responsables», que ellos prefieren llamar «constructores».

Una de las voces más escuchadas del PD, Dario Franceschini, ministro de Cultura, pidió buscarlos «a la luz del día», sin dobleces, y desde el partido izquierdista Libres e Iguales abogaron por «reconstruir y ampliar la coalición».

En este contexto, la derecha pide que Conte acuda al Parlamento y, de no tener apoyos, dimita. Así lo reclama la coalición de Forza Italia, de Silvio Berlusconi; la Liga de Matteo Salvini y Hermanos de Italia, una alianza a la que todos los sondeos dan como ganadora en unos hipotéticos comicios.

Los líderes de estos partidos se reunieron este jueves en Roma —excepto Berlusconi, ingresado en Mónaco por una cardiopatía y sustituido por Antonio Tajani— y exigieron poner fin a «los juegos de poder».

Por ello invitaron al primer ministro a acudir al Parlamento para sopesar sus fuerzas y, en caso de no obtener la mayoría, dimita y se convoquen de inmediato elecciones.

Si Conte fracasa en su búsqueda de apoyos, otra alternativa sería la de buscar otra figura aprobada por el Cinco Estrellas, el PD y el resto de la coalición y que podría incluso volver a sumar al barco a Renzi. Más lejana parece la opción de una figura institucional que guíe el Gobierno durante esta legislatura marcada por la pandemia de coronavirus.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Conte busca el apoyo de quince senadores para evitar la caída del Gobierno tras el adiós de Renzi