El curioso vínculo de Trump con los Balcanes

marcel gascón BUCAREST / EFE

ACTUALIDAD

SHANNON STAPLETON | Reuters

El magnate ha dejado en sus cuatro años de mandatos un reguero de anécdotas que van desde el lago bautizado con su nombre al empujón a un primer ministro para robarle protagonismo en una reunión de la OTAN

18 ene 2021 . Actualizado a las 18:42 h.

Desde un lago con su nombre al empujón a un primer ministro para robarle protagonismo en una reunión de la OTAN: en sus cuatro años de mandato, el presidente de EE.UU., Donald Trump, ha dejado curiosos rastros y anécdotas en los Balcanes. En el sureste de Europa será recordado sobre todo por los llamados «acuerdos de normalización económica» entre Serbia y su exprovincia Kosovo, independiente desde el 2008 contra la voluntad de Belgrado.

Lo firmado por Serbia y Kosovo son dos declaraciones separadas en las que se comprometen a darse una tregua en su guerra diplomática e intensificar, con asistencia estadounidense, esfuerzos para avanzar en la cooperación económica e infraestructuras comunes.

Lo más llamativo de estos acuerdos fue la ceremonia de la firma de los documentos, celebrada el 4 de septiembre en la Casa Blanca con la participación de Trump, del presidente de Serbia, Aleksandar Vucic, y del primer ministro Kosovo, Avdullah Hoti.