Trump saca pecho en su adiós: «Soy el primer presidente sin nuevas guerras»

La Voz

ACTUALIDAD

Donald Trump, presidente saliente de Estados Unidos, tras las elecciones de noviembre del 2020
Donald Trump, presidente saliente de Estados Unidos, tras las elecciones de noviembre del 2020 CARLOS BARRIA

El magnate no menciona a Biden en su despedida y se limita a decir que «rezará» por el Gobierno

19 ene 2021 . Actualizado a las 23:24 h.

El presidente saliente de Estados Unidos, Donald Trump, destacó este martes que deja la Casa Blanca siendo «el primer presidente en décadas que no ha comenzado nuevas guerras», en un mensaje de despedida antes de ser reemplazado por el demócrata Joe Biden, que tomará posesión este miércoles, según recoge Efe.

«Estoy especialmente orgulloso de ser el primer presidente en décadas que no ha comenzado nuevas guerras», subrayó en un discurso grabado en vídeo.

En su discurso, en el que no mencionó a Biden por su nombre, se limitó a señalar que «rezará» por la nueva Administración y sacó pecho por los logros de sus cuatro años de mandato.

«Revitalizamos nuestras alianzas —recalcó— e impulsamos a las naciones del mundo a plantar cara a China como nunca antes» y como resultado «de la valiente diplomacia y un realismo basado en principios» se alcanzaron «históricos acuerdos de paz en el Oriente Medio», dijo.

«Es el amanecer en el nuevo Oriente Miedo y estamos trayendo de vuelta a casa a nuestros soldados», sostuvo en referencia a la reducción del número de soldados estadounidenses desplegados en Afganistán, Siria e Irak, entre otros lugares.

En su intervención, Trump criticó de nuevo el ataque al Capitolio llevado a cabo por sus partidarios el 6 de enero, al tiempo que subrayó que la «violencia política nunca debe ser tolerada».

En su mensaje, el presidente saliente recalcó que «todos los estadounidenses estaban horrorizados por el asalto al Capitolio».

No obstante, el magnate insistió en que el «movimiento» que lo eligió como presidente «solo acaba de empezar».

Sanciones a Caracas y Pekín

Al cierre de esta edición, no había trascendido la firma de indultos a sus colaboradores más cercanos —esta semana se llegó a especular con una lista de cien perdones presidenciales—, y el mandatario consumió su última jornada de trabajo con la ampliación de sanciones o medidas diplomáticas contra los Gobiernos con los que ha mantenido más duros enfrentamientos durante su mandato, como China o Venezuela. Esto supone la última vuelta de tuerca a las complicadas relaciones de la Administración Trump con ambos países, que solo busca embarrar las relaciones del Gabinete de Biden en el plano internacional.