Illa deja de ser el ministro de Sanidad entre las críticas de socios y oposición

El candidato del PSC a la Generalitat asiste a su último Consejo de Ministros


Madrid | La Voz

«Ha sido un honor poder trabajar contigo codo con codo estos meses tan difíciles». El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, dedicó ayer estas palabras a Salvador Illa en su último día como ministro de Sanidad. Este martes asistirá por última vez a una reunión del Consejo de Ministros. A la conclusión abandonará oficialmente su cartera para centrarse por completo en su candidatura a la presidencia de la Generalitat.

El viernes arranca la campaña de unos comicios catalanes cuya celebración el próximo 14 de febrero todavía está en entredicho; nadie se atreve a descartar que la situación sanitaria obligue a un aplazamiento, como sucedió la pasada primavera con las elecciones gallegas y vascas. El plazo para que el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña resuelva de forma definitiva no expira hasta el próximo 8 de febrero, ya traspasado el ecuador de la campaña.

Este martes será también el día en el que se conozca el nombre de la persona que asumirá la cartera de Illa y que, por tanto, se convertirá en la cabeza visible de la respuesta del Gobierno al covid-19, en palabras del propio Ejecutivo, la peor crisis sanitaria de los últimos cien años. Y todo en medio de una campaña de vacunación que no acaba de alcanzar el ritmo deseado. Sería una sorpresa que Sánchez se decantase por cualquiera que no fuese la actual ministra de Política Territorial y Función Pública, la canaria Carolina Darias.

El presidente del Gobierno viene siendo objeto de numerosas críticas por parte de todos los grupos políticos, tanto aliados como opositores, al entender estos que el líder del PSOE trata de sacar rédito electoral del protagonismo adquirido por Illa desde el inicio de la crisis. Las últimas encuestas recogen un importante repunte de los socialistas catalanes, que incluso podrían estar en condiciones de disputar el primer puesto a ERC, la gran favorita hasta el momento. Todas las formaciones políticas también coincidieron al señalar que en una situación tan comprometida como la actual, el ministro de Sanidad debería estar plenamente dedicado a su parcela.

Sánchez trató de repeler estos ataques garantizando que Illa será tan útil o más en su nuevo destino. «Entiendo perfectamente tu decisión; el desafío que tienes es apasionante y complejo, pero muy necesario para Cataluña y para España, en la labor de reencuentro, progreso y bienestar», afirmó. El diputado socialista José Zaragoza también salió al paso de las críticas del resto de partidos; si cabe, de una forma más directa. «Llevan semanas pidiendo la dimisión de Illa, cuando la presenta, critican su dimisión», ironizó.

El Congreso pide explicaciones

Illa dedicó su último día como ministro a realizar una visita a la sede de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios para trasladar a los trabajadores del centro «un mensaje de agradecimiento». Adonde no acudirá será el jueves al Congreso, donde tenía cita para rendir cuentas tras el permiso concedido por la Cámara para prorrogar el estado de alarma. Pese a la posición contraria del PSOE y Podemos, que entendían que el sustituto debería disfrutar de un tiempo de cortesía antes de ofrecer explicaciones sobre la pandemia, la Cámara forzó ayer una comparecencia del ministro del ramo esta semana, por lo que Illa tendrá que adelantar su visita o, como todo apunta, esta correrá a cargo de su remplazo.

Un baile de sillas que salvo sorpresa solo afectará a dos áreas del Gobierno

En Moncloa ni confirman ni desmienten, pero sería una sorpresa mayúscula que la canaria Carolina Darias, hasta ahora ministra de Política Territorial y Función Pública, no fuese la encargada de asumir la cartera de Sanidad, y que el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, no fuera el elegido por Pedro Sánchez para ponerse al frente de este ministerio.

En principio, también a la espera de que el propio Sánchez lo confirme este martes, la crisis de Gobierno se reducirá a estos intercambios y no salpicará a otras áreas, por lo que el resto de ministros seguirán al frente de sus respectivas carteras.

Un baile de sillas que en el argot futbolístico se conoce como creación y ocupación de espacios: Iceta crea un hueco que ocupa Illa, quien a su vez genera una vacante que ocupa Darias, y que a su vez origina otro espacio que ocupa el primero en moverse, Iceta. Lo que sí confirmó Moncloa a través de canales extraoficiales es que este miércoles los nuevos ministros tomarán posesión de sus nuevos cargos en Zarzuela ante el rey.

La triple caravana del PSC

Los politólogos recuerdan lo novedoso que resultó que en las gallegas del 2009 el PPdeG apostase por una doble caravana. Por un lado, Feijoo, el candidato a la Xunta; y por otro, el líder nacional del partido, Mariano Rajoy. La fórmula funcionó y fue imitada en multitud de ocasiones. Doce años después, el PSC tratará de darle otra vuelta de tuerca al asunto. Según confirmó ayer la viceprimera secretaria del PSC y número dos de Illa para el 14-F, Eva Granados, los socialistas catalanes apostarán por una triple caravana de cara a estos comicios. En primer lugar, la dirigida por el candidato, Salvador Illa. En otra, varios miembros del PSC, entre los que destacó al todavía primer secretario del partido, Miquel Iceta, o la presidenta del Congreso, Meritxell Batet. Y de forma paralela, una tercera con representantes del Gobierno que puedan tener capacidad movilizadora entre el electorado, con Sánchez a la cabeza, que visitará Cataluña en campaña hasta cinco veces. El objetivo es modular el discurso todo lo posible para ampliar al máximo el caladero electoral.

El creciente protagonismo de Carolina Darias, la gran favorita para tomar el relevo

Nadie en Moncloa se atreve a confirmar que la canaria Carolina Darias será la sustituta de Salvador Illa al frente de Sanidad, pero pese a que todas las fuentes consultadas se remiten a que el presidente del Gobierno lo haga público este martes, todas coinciden en que cualquier otro nombre sería una sorpresa que ni entra en las quinielas. Lo cierto es que desde incluso antes de que se oficializase la candidatura de Illa a las elecciones catalanas, la canaria Carolina Darias fue ganando poco a poco protagonismo, participando en muchas de las comparecencias. Bajo el pretexto de que la respuesta a la crisis es compartida con las Administraciones autonómicas, la canaria, como titular de Política Territorial, ha venido compareciendo de forma conjunta con Illa en multitud de ruedas de prensa en los últimos tres meses a consecuencia de las reuniones del comité de seguimiento del coronavirus o de los encuentros del Consejo Interterritorial de Salud, del que también forman parte los consejeros autonómicos.

Ayer mismo, Darias acompañó a Sánchez y a Illa durante su visita a la sede de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, jugando a proyectar la idea de que el Ministerio de Sanidad no padecerá un vacío de poder y que la cartera recae en manos de alguien con conocimiento del tema. La campaña de vacunación será su gran reto.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Illa deja de ser el ministro de Sanidad entre las críticas de socios y oposición