El plan español de vacunas se atasca si la de AstraZeneca no vale para mayores

Juan Ventura Lado Alvela
j. v. lado REDACCIÓN / LA VOZ

ACTUALIDAD

Vacunación con la segunda dosis en una residencia de Huelva
Vacunación con la segunda dosis en una residencia de Huelva AYTO DE SAN JUAN DEL PUERTO.

La EMA, Alemania y la empresa apuntan a un permiso solo para menores de 65

29 ene 2021 . Actualizado a las 09:06 h.

No van a ser los algo más de 80 millones que se esperaban para el mes que viene y ahora puede que tampoco sirvan para inmunizar a mayores de 65 años. Las dudas sobre la vacuna de AstraZeneca, que previsiblemente autorizará hoy la Agencia Europea de Medicamentos (EMA), amenazan con golpear de lleno la estrategia española que preveía empezar con los mayores de 80 años en el mes de marzo.

La directora ejecutiva de la EMA, Emer Cooke, ya adelantó el martes que no disponen de muchos datos sobre su eficacia en estos grupos de edades porque «los estudios realizados incluyeron un pequeño grupo de personas mayores». Pero es que ayer el Comité Permanente de Vacunación del Instituto Robert Koch de Alemania, aunque su opinión no es vinculante, dijo directamente que «solo debe ofrecerse a personas de 18 a 64 años». Incluso el propio director ejecutivo de la farmacéutica, Pascal Soriot, dice que entendería que su fórmula no se autorizase para los mayores, no porque no sea segura ni eficaz, ya que tienen «datos sólidos que muestran una producción de anticuerpos muy fuerte en ancianos», sino porque las políticas deontológicas de la Universidad de Oxford -que fue quien hizo la investigación- les llevaron a «vacunar a las personas mayores más tarde». Pero tampoco lo ve un contratiempo tan grave. «Si sumamos nuestra capacidad, más la de Pfizer y la de Moderna no hay suficiente para todo el mundo. Entonces, si quieren usar otra vacuna para personas mayores y nuestra vacuna para personas más jóvenes, ¿cuál es el problema? No es un problema», afirma el ejecutivo.

Ahora bien, si este primer envío de AstraZeneca a la UE se queda en los 17 millones de dosis, como se está hablando en los últimos días, a España le tocarían 1,7 millones, que ya de por sí son claramente insuficientes para incrementar el ritmo de vacunación como estaba previsto. Pero es que si además no se autorizan para mayores de 65, la planificación actual hace aguas. Solo se podrá contar de aquí a marzo con los 4,5 millones de Pfizer (quizás con algún incremento prometido por la compañía) y las 600.000 de Moderna. Casi 1,5 millones ya se han gastado y de ellas 1,2 como primeras dosis, con lo que a esas personas hay que ponerles la segunda. Quedan por tanto 2,8 millones de mayores de 80 años -de los que hay que descontar los que están en residencias y ya se vacunaron- y las cuentan no dan.