El caso del entierro equivocado en Xove dio la vuelta al mundo en estos 7 días

La noticia de La Voz salió en medios de España, Europa y América


xove / la voz

El excepcional caso del entierro equivocado en Xove que publicó La Voz el pasado domingo dio la vuelta al mundo esta semana. Ya saben, Rogelia Blanco, de 85 años, fue dada por fallecida el pasado 13 de enero y al día siguiente se ofició el funeral en su memoria y recibió sepultura a mediodía en el pequeño cementerio de Xuances. La sorpresa, mayúscula claro, saltó cuando el pasado sábado, día 22, la propia Rogelia se presentaba en la residencia de Xove, de la que es usuaria, traslada desde Ourense en ambulancia -a donde había sido trasladada- viva y libre ya del covid. Debido a un error de identificación se notificó su muerte a la familia cuando en realidad la fallecida es Concepción Arias, otra vecina de Xove, usuaria de la misma residencia, que también había contraído el virus y se supone que no lo superó. Esta historia ustedes ya la conocen.

A lo largo de estos últimos siete días fue recogida en medios de toda España y de medio mundo, todos ellos citando la información de La Voz de Galicia. Por ejemplo el diaro Clarín, de Argentina: «La abuela Rogelia tuvo coronavirus, la dieron por muerta y la 'enterraron', pero a los 10 días reapareció».

Diarios ingleses también se hicieron eco: «Spanish woman who died of covid returned 10 days later» o «Spanish woman, 85, returns from the dead ten days after family told she had not survived covid» (y citan a La Voz). En Portual: «Galiza. Idosa volta para o lar 10 dias após ter sido dada como morta» (cita la noticia de La Voz).

Hubo referencias a esta información, citando igualmente a La Voz, en medios de Indonesia, Chequia, Eslovenia, Hungría, Grecia, Turquía y China. Sin contar a medios de toda España y televisiones como TVE, Antena-3, Telecinco y Canal Sur, que llamaron a La Voz. Incluso agencias rusas se interesaron por el caso de las señoras Rogelia y Concepción y llamaron al gabinete de prensa de la fundación San Rosendo.

Siete días después, superada la sorpresa ?probablemente aún no del todo- y descubierto y reconocido el error, debido a una serie de circunstancias excepcionales generadas por la pandemia, las familias esperan ya que el Juzgado ordene la exhumación del cadáver de Concepción Arias para su traslado al nicho familiar que le corresponde en el cementerio municipal de Xove, donde yace su esposo, J. Ben, desde 1996. Mientras, en el camposanto de Xuances sigue la lápida y la corona en memoria de Rogelia Blanco. Sin duda, un hecho que nunca olvidarán ambas familias; la alegría de unos y el disgusto y la tristeza enorme de otros que no supieron de la muerte de su familiar hasta diez días después de estar ya enterrada.

Habrá que esclarecer dónde estuvo el error de identificación y subsanarlo en el Registro Civil para proceder a la exhumación y que todo quede resuelto. El trato de la fundación San Rosendo fue impecable, transparente desde un primer momento a pesar de ser de la dificultad de gestionar un caso tan mediático. La residencia San Bartolomeu es moderna, funcional, con apartamentos anexos además de habitaciones y una atención incuestionable. Para nada debe empañar la atención que se ofrece a las personas mayores. La práctica de trasladar a los pacientes con covid en caso de brote a un centro especializado en Ourense tiene como fin mejorar la asistencia y a la vez aislar a los demás usuarios garantizando su salud.

Estos siete días son poco tiempo para que reposen aún las sensaciones; el impacto emocional fue demasiado grande para ambas familias; en especial para la que al cabo perdió a un ser querido: Conchita, Concepción Arias. Lo acontecido conmocionó a los vecinos de Xove.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

El caso del entierro equivocado en Xove dio la vuelta al mundo en estos 7 días