La campaña llega a Madrid con ERC acusando a Sánchez de «priorizar» votos sobre vidas

Rufián compara a Illa con un yogur: «O en febrero, o caduca»


Madrid | La Voz

La carrera del 14-F no solo pasa por Cataluña. Madrid acaparó ayer buena parte de los focos de la pugna política por la Generalitat con una sesión de control en la que se apreciaron todos los tics que están aflorando en campaña. Y de manera muy intensa, el intento de ERC por distanciarse de Pedro Sánchez. Su portavoz en el Congreso, Gabriel Rufián, acusó al presidente del Gobierno de «priorizar votos por encima de vidas», denunciando un interés de los socialistas por celebrar los comicios el 14 en lugar de aplazarlos, como pidieron el resto de formaciones del arco catalán. Según Rufián, las prisas se deben por al intento de capitalizar el «efecto Illa», exministro de Sanidad al que comparó con «un yogur», porque, o «se le vota en febrero, o caduca».

Rufián expuso que las elecciones gallegas y vascas previstas para la primavera se pospusieron con 184 positivos en covid-19 por cada 100.000 habitantes, mientras en Cataluña, que ronda los 600 contagios, se sigue adelante. El TSJC rechazó el aplazamiento del Govern, una decisión judicial que Rufián achacó a Sánchez. «Sus jueces han convocado las elecciones», dijo, pero advirtiendo que no logrará «convertir la Generalitat en un despacho de Moncloa». Rufián afeó a Sánchez también que hubiera prescindido del ministro de Sanidad en «lo peor» de la tercera ola. «¿Qué les molesta más, que deje de ser el ministro o que sea el candidato?», respondió el presidente del Gobierno. Esquerra, tras haber sido decisiva en la investidura de Sánchez y, más recientemente, en la aprobación de los Presupuestos, se ve obligada a endurecer su mensaje contra el Ejecutivo ante la incesante presión ejercida por Puigdemont entre el electorado independentista, que los acusa de colaboracionistas con Moncloa.

Disputa por el voto secesionista

Rufián trató de defenderse empleando una imagen del Pleno con la candidata de Junts, Laura Borrás, charlando con el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, que ayer se estrenaba como ministro en la Cámara Baja. «Diputación de Barcelona», tituló este «óleo sobre lienzo» el portavoz de ERC, recordando el pacto entre ambas fuerzas en esa institución. La diputada de Junts Miriam Nogueras, replicó con otra instantánea del debate en la que era Rufián quien charlaba amistosamente con Iceta.

Mientras tanto, Borrás atacó a Iceta en busca de seguir polarizando con los socialistas. Los recursos: el «maltrato financiero», «la centralización» y el hecho de «no haber movido un dedo para detener la represión».

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

La campaña llega a Madrid con ERC acusando a Sánchez de «priorizar» votos sobre vidas