Vox se perfila como la gran sorpresa electoral en Cataluña y aspira a superar en votos al PP y a Ciudadanos

Ramón Gorriarán MADRID / COLPISA

ACTUALIDAD

El líder de Vox, Santiago Abascal, señala al candidato del partido en las elecciones catalanas, Ignacio Garriga
El líder de Vox, Santiago Abascal, señala al candidato del partido en las elecciones catalanas, Ignacio Garriga Quique García | EFE

El portavoz popular afirma que el liderazgo de Casado no estará en discusión «pase lo que pase» el domingo

13 feb 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

La disputa por la primacía entre las fuerzas de la derecha no nacionalista apunta a que se puede decantar por Vox. Su rotundo discurso antisoberanista, defiende la ilegalización de las fuerzas independentistas, y contra la inmigración ilegal, la denuncia de una islamización de Cataluña y la vinculación de inseguridad ciudadana con los extranjeros han sido una constante en sus intervenciones, ha calado entre la población conservadora con más fuerza que los mensajes menos agresivos de PP y Ciudadanos.

 Los populares ven venir el sorpasso y lo achacan a «la polarización» de la campaña y el victimismo que ha sabido explotar el partido de Santiago Abascal ante las agresiones sufridas. Pero con ser una sorpresa la potente irrupción de Vox en el Parlamento de Cataluña, no lo es tanto si se revisan los resultados de las últimas generales, en las que superó a Ciudadanos, se quedó a 40.000 votos del PP y fue la primera fuerza conservadora en Gerona y Tarragona.

Partía de cero escaños pero tenía una base electoral que no ha hecho más que crecer, sobre todo a costa de Ciudadanos. Los estudios demoscópicos reflejan que uno de los principales beneficiarios de la sangría liberal será el partido de Abascal, el otro es el PSC. Su electorado, además, es el más movilizado de los tres partidos, y eso en unas elecciones con una participación que se prevé baja es un valor añadido.