Trump, envalentonado por su absolución, avisa que su «movimiento patriótico» solo acaba de empezar

La Voz AGENCIAS

ACTUALIDAD

El Senado de Estados Unidos absuelve a Donald Trump por el asalto al Capitolio
El Senado de Estados Unidos absuelve a Donald Trump por el asalto al Capitolio Oliver Contreras / POOL

El expresidente juega con la posibilidad de volver a la política

14 feb 2021 . Actualizado a las 17:06 h.

El expresidente de EE.UU. Donald Trump celebró la noche este sábado su absolución en el juicio político en su contra en el Senado y avisó de que su movimiento para Make America Great Again (Hacer a EE.UU. grande de nuevo) solo «acaba de empezar».

«Nuestro movimiento histórico, patriótico y hermoso para 'Hacer a EE.UU. grande de nuevo' solo acaba de empezar. En los meses venideros, tengo mucho que compartir con ustedes y espero continuar nuestro increíble viaje juntos para lograr la grandeza estadounidense para toda nuestra gente. ¡Nunca ha habido nada igual!», dijo en un comunicado recogido por Efe.

Con esas palabras, Trump jugó con la posibilidad de volver a la política sin ofrecer detalles concretos, aunque ya anteriormente abrió la puerta a presentarse a las elecciones presidenciales del 2024.

El expresidente, que gobernó entre enero del 2017 y enero de este año, consideró que el juicio político fue parte de «la mayor caza de brujas» de la historia de Estados Unidos. Agradeció el apoyo a sus abogados y a los republicanos que votaron por absolverle, al mismo tiempo que arremetió contra los demócratas.

Su comunicado no incluyó ninguna condena a lo ocurrido durante el asalto de sus simpatizantes al Capitolio el 6 de enero, una de las jornadas más convulsas de la historia de Estados Unidos y en la que murieron cinco personas, entre ellas un policía.

Durante todo la semana que ha durado el juicio político, el exmandatario se ha mantenido en silencio debido a que Twitter vetó su cuenta después del ataque al Congreso. Sin embargo, a través de asesores, sí que había ido dando información a la prensa sobre cómo se sentía a lo largo del juicio político.

Por ejemplo,  una fuente cercana a Trump dijo a la cadena ABC que el expresidente se había quedado «petrificado», «estupefacto» y en un estado de «pánico total» cuando el Senado aprobó por sorpresa una propuesta demócrata para citar testigos, algo que previamente se había descartado.

Finalmente, sin embargo, el Senado decidió no citar testigos, algo que podría haber alargado el impeachment.

El marcador final quedó con 57 a favor de la condena y 43 en contra, unas cifras insuficientes para los demócratas que necesitaban una mayoría de 67 votos para sancionar al examandatario, algo que desde el principio parecía altamente improbable debido a la influencia que Trump mantiene en su base de votantes.

A pesar del golpe para los demócratas, se trata del impeachment presidencial que más apoyo bipartidista ha recibido de los cuatro de la historia de EE.UU., una lista que incluye los procesos contra Andrew Johnson (1865-1869), Bill Clinton (1993-2001) y los dos contra Trump.

Este proceso pasará a la historia en dos sentidos: porque convertió a Trump en el primer presidente estadounidense en afrontar y ser absuelto en dos juicios políticos -tras el celebrado hace un año por sus presiones a Ucrania- y porque nunca antes se había sometido a un «impeachment» a un mandatario cuando ya no está en el poder.

Trump está radicado actualmente en su club privado de Mar-a-Lago en Palm Beach (Florida), a donde llegó el pasado 20 de enero antes de que el demócrata Biden asumiera la Presidencia en una ceremonia en Washington, a la que se rehusó a asistir. EFE