Sánchez llama a Casado para intentar desbloquear la renovación del CGPJ, pero el PP mantiene sus condiciones

Los conservadores quieren dejar fuera de las negociaciones a Unidas Podemos y que se retire la reforma para rebajar la mayoría necesaria para efectuar relevos en el Poder Judicial

Pablo Casado, de espaldas, se dirige a Pedro Sánchez, este miércoles, en la sesión de control al Gobierno en el Congreso
Pablo Casado, de espaldas, se dirige a Pedro Sánchez, este miércoles, en la sesión de control al Gobierno en el Congreso E. Parra. POOL

El presidente del Gobierno, ha telefoneado esta tarde al líder del PP, Pablo Casado, para tratar de desbloquear una vez más la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), una conversación en la que el presidente de los populares ha reiterado sus condiciones, según han señalado a Europa Press fuentes del PP.

Así, Casado ha reiterado sus condiciones para el refuerzo de la independencia de los órganos constitucionales, la neutralidad de los medios públicos y el consenso para la reforma de la ley electoral, según fuentes conservadoras. Por su parte, fuentes de la Moncloa han señalado que la conversación ha sido «constructiva».

El Ejecutivo contaba con que, una vez se celebraran las elecciones catalanas, el PP ya no tendría motivos para negarse a cerrar un pacto con el Gobierno sin que esto se le pudiera volver en contra en una contienda electoral.

En este sentido, la portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, avisó este martes al PP en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros de que ya no le quedaban «excusas» para negarse a cerrar de una vez este asunto, y también la renovación de otros órganos constitucionales como el Defensor del Pueblo o el consejo de RTVE.

Dos años caducado

En concreto, el órgano de gobierno de los jueces lleva con su mandato caducado más de dos años, en los que el PSOE y el PP han sido incapaces de cerrar un acuerdo para pactar los 12 nuevos integrantes del órgano que corresponde elegir al Congreso por una mayoría cualificada de tres quintos, aunque han estado a punto en varias ocasiones; la última, en verano, cuando el acuerdo ya estaba cerrado «al 99 %» pero, según Sánchez, el PP lo rompió de forma «unilateral».

Los populares han argumentado estos meses que para poder llegar a un acuerdo es necesario que se cumplan tres condiciones: que Podemos «no entre en la ecuación de las negociaciones»; que «se avance hacia la despolitización de la Justicia» y que se retire la reforma que impulsaron el PSOE y Unidas Podemos para rebajar la mayoría necesaria para renovar el CGPJ.

Ante la imposibilidad de llegar a un acuerdo, Sánchez anunció la citada reforma para acabar con la mayoría de tres quintos que obliga a contar con el PP necesariamente, y los socios de la coalición la registraron en el Congreso. No obstante, en un intento del presidente de retomar la negociación, se paralizó la tramitación tras la decisión de Casado de votar en contra de la moción de censura de Vox.

Eso sí, los socios de Gobierno impulsaron otra iniciativa para limitar las funciones del CGPJ cuando su mandato haya caducado, como es el caso; una reforma que no gustó nada en el órgano de gobierno de los jueces, y que está a punto de culminar su tramitación.

Sánchez y Casado ya trataron sin éxito de desbloquear la renovación del CGPJ en diciembre, en otra llamada telefónica que duró 45 minutos pero que sirvió para lograr ningún avance, según criticó la Moncloa, por la negativa de los conservadores a renunciar a sus condiciones.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Sánchez llama a Casado para intentar desbloquear la renovación del CGPJ, pero el PP mantiene sus condiciones