El Supremo abre la veda a investigar los litigios financieros de Trump

El tribunal obliga al expresidente a entregar sus declaraciones de impuestos

Trump saluda al presidente del Tribunal Supremo, John Roberts,  durante su discurso de la Unión en el 2020
Trump saluda al presidente del Tribunal Supremo, John Roberts, durante su discurso de la Unión en el 2020

Nueva York / E. La Voz

El Tribunal Supremo de Estados Unidos rechazó este lunes el último intento de Donald Trump de mantener en secreto sus registros financieros al dar vía libre a la fiscalía de Manhattan a examinar ocho años de declaraciones de impuestos dentro las investigaciones sobre sus negocios como empresario. En una breve orden, el alto tribunal requiere a los contables del expresidente que entreguen los documentos a la oficia del fiscal del distrito de Manhattan, el demócrata Cyrus R. Vance Jr., que indaga un presunto fraude bancario, fiscal y de seguros del imperio empresarial de Trump. «El trabajo continúa», declaró Vance a través de Twitter, tras conocer el fallo a su favor.

La decisión del tribunal supone una derrota decisiva para el expresidente retirado en Florida, quien ha hecho todo lo posible por mantener en secreto su contabilidad. La firma de contabilidad de Trump, Mazars USA, confirmó al diario The New York Times, que cumplirá con el fallo del Supremo y entregará la documentación en breve. El gran jurado, figura legal en la Justicia estadounidense que se encarga de examinar las pruebas y decidir si presenta acusación, podrá determinar si mantiene el secreto de sumario sobre el contenido.

Es posible que el público nunca vea los registros fiscales y los estados financieros de la Organización Trump desde el 2011 hasta el 2019 solicitados por el fiscal. Sin embargo, The New York Times publicó en septiembre del pasado año la documentación que acreditaba que Trump no pagó impuestos federales por ingresos en 11 de los 18 años examinados por el diario. En el 2016 y el 2017, después de ser presidente, abonó solo 750 dólares al fisco cada año.

La fiscalía de Nueva York comenzó a investigar los negocios del magnate, a raíz de la investigación sobre los pagos que hizo a dos mujeres que afirmaron haber tenido relaciones extramatrimoniales con Trump y de la injerencia Rusa en las elecciones del 2016. En abril del 2019, agentes del FBI allanaron la oficina y el apartamento del entonces abogado personal de Trump, Michael Cohen, y se incautaron de varias grabaciones, cuyo contenido se desconoce, pero que llevaron al letrado a colaborar con la Justicia. «Por primera vez, tendrá que asumir la responsabilidad de sus sucias acciones», tuiteó Cohen tras conocer la decisión del Supremo. «Nadie está por encima de la ley», añadió.

Los nueve jueces del Supremo, tres de ellos nombrados por Trump, esperaron un mes después de su salida de la Casa Blanca y perdiera su inmunidad, para impulsar esta decisión que tenían sobre la mesa desde octubre.

Trump y su primer discurso

La orden se produjo un día después de que el asesor del expresidente, Jason Miller, confirmara a la web Axios que Trump reclamará el control total del Partido Republicano en su primer discurso tras abandonar el cargo, programado para el próximo domingo en Orlando.

El expresidente baraja también si aprovechar su reaparición para presentar su candidatura a la carrera a la Casa Blanca del 2024 ante el partido. Un camino de cuatro años durante el que pretende arrastrar la popularidad que aún tiene de gran parte de sus seguidores, pero que se avecina plagado de toda clase de obstáculos judiciales.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

El Supremo abre la veda a investigar los litigios financieros de Trump