La última regularización fiscal del rey emérito aleja al PSOE de sus socios de la investidura

La Mesa del Congreso rechazó investigar la actitud de Hacienda con Juan Carlos I, como pedían los independentistas

La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero
La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero

Madrid / La Voz

La segunda regularización fiscal del rey emérito, por casi 4,4 millones de euros, sigue en boga. Los partidos independentistas solicitaron, cerca de una docena de veces, una comisión de investigación al respecto y fijaron como objetivo la comparecencia de la ministra de Hacienda, María Jesús Montero. Esta situación llevó al PSOE a distanciarse este martes, a través de la Mesa del Congreso y del diputado Rafael Simancas, de quienes fueron sus socios de investidura, y a defender la actividad e independencia de la Agencia Tributaria.

La Mesa del Congreso rechazó de nuevo las iniciativas de los partidos independentistas para investigar el patrimonio del rey emérito y las posibles irregularidades fiscales que haya podido cometer. Entre sus solicitudes se encontraba la petición de una comparecencia de los máximos responsables de las Administraciones relativas a las actividades de fiscalidad. Entre ellas se reclamó la intervención de la ministra de Hacienda, María Jesús Montero; la del director general de la Agencia Tributaria, Jesús Gascón; y la del Fiscal Anticorrupción, Alejandro Luzón.

La Mesa del Congreso rechazó todas las peticiones en base al artículo 95 de la Ley General Tributaria, que impide ofrecer datos tributarios privados. En esta línea, el PSOE recordó que no había lugar a la petición porque estas investigaciones deben llevarse a cabo en el ámbito de la Fiscalía. Defendiendo la postura de la Mesa del Congreso, la ministra socialista afirmó este martes que la Agencia Tributaria no tuvo conocimiento previo de las intenciones del ex jefe de Estado y que Hacienda abrirá una investigación para corroborar que la regularización sea «completa y veraz».

Ámbito judicial

No fue él único socialista que salió a defender la posición del partido. El secretario general del grupo socialista del Congreso, Rafael Simancas, recordó en rueda de prensa tras la reunión de la Junta de Portavoces en el Congreso que la colaboración del Gobierno y del PSOE con la Justicia «está acreditada» e insistió en que cualquier investigación al rey emérito debe enmarcarse en el ámbito judicial y no parlamentario. «Las investigaciones sobre presuntas irregularidades sobre las actividades económicas del rey emérito se desarrollan en el ámbito de la Fiscalía, ese su sitio. Aquí estamos para contestar, pero si hay que solicitar comparecencias de Hacienda para conocer datos tributarios personales, la ley lo prohíbe», explicó Simancas, quien además reiteró que «el Gobierno colabora con la Justicia y la Fiscalía, pero no puede incumplir la ley». Por su parte, los partidos nacionalistas, ERC, EH-Bildu, JxCat, la CUP, PDECat, BNG, Compromís, PNV y Más País, volvieron a registrar este martes una nueva comisión de investigación de «la trama vinculada a las presuntas ilegalidades e irregularidades cometidas por miembros de la Casa Real y las influencias políticas, diplomáticas y comerciales con Arabia Saudí». El posicionamiento del PSOE ayer hace previsible que esta iniciativa también fracase.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

La última regularización fiscal del rey emérito aleja al PSOE de sus socios de la investidura