Podemos exige que la fiscala general explique en el Congreso sus tratos con Villarejo

Ramón Gorriarán MADRID / COLPISA

ACTUALIDAD

La fiscala general del Estado, Dolores Delgado, en una imagen de archivo
La fiscala general del Estado, Dolores Delgado, en una imagen de archivo Zipi

Iglesias rompe su tregua con Sánchez para no cuestionar a Delgado tras reunirse la exministra con allegados al excomisario

04 mar 2021 . Actualizado a las 20:52 h.

Pablo Iglesias dio este jueves un paso de inciertas consecuencias para el Gobierno de coalición al solicitar la comparecencia en el Congreso de la fiscala general del Estado para que explique la reunión que mantuvo con personas cercanas al excomisario José Manuel Villarejo poco después de que este saliera de prisión. Unidas Podemos rompió así la tregua tácita con los socialistas para no fiscalizar la labor de Dolores Delgado.

 

Hasta que entró en el Gobierno de coalición, los morados tenían a Delgado en su altar de bestias negras por su confusa relación con Villarejo. El partido que lidera Iglesias llegó a pedir hace tres años la reprobación del Congreso y también la dimisión de la entonces ministra de Justicia por haber mantenido una reunión «afable con un personaje de la basura, de las cloacas de Interior». Solo por eso, dijo entonces el hoy vicepresidente, «debe alejarse de la vida política».

La entrada en el Consejo de Ministros apaciguó sus recelos hacia Delgado. Nada dijo de su tránsito desde el Ministerio de Justicia a la Fiscalía General del Estado, un paso muy censurado por la oposición. Un mirar para otro lado que duró hasta este jueves. Unidas Podemos se sumó de inmediato a la petición de comparecencia en el Congreso de la fiscala general presentada por Esquerra Republicana y EH Bildu para que explique la reunión que mantuvo este miércoles, nada más producirse la excarcelación de Villarejo, con Eduardo Inda, director del digital OK Diario, un medio que ha divulgado grabaciones del comisario, según Podemos en connivencia con el mando policial retirado. El encuentro tuvo lugar en un piso de Madrid, propiedad de su actual pareja, el juez Baltasar Garzón, y a la salida, Delgado se escondió entre sus guardaespaldas para pasar inadvertida. Se da la circunstancia de que Garzón defiende a algunos policías imputados en varias causas con Villarejo. La información fue divulgada por el digital Ctxt y no ha sido desmentida, aunque desde Ok Diario han matizado que la reunión con Delgado fue para realizar una entrevista a la fiscala general que publicaba este jueves el digital.