Las tensiones en el Gobierno y el escenario político alientan la tesis del adelanto electoral

Gonzalo Bareño Canosa
Gonzalo Bareño MADRID / LA VOZ

ACTUALIDAD

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, en una reunión del Consejo de Ministros
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, en una reunión del Consejo de Ministros BORJA

Sánchez e Iglesias preparan su estrategia ante una hipotética ruptura de la coalición

06 mar 2021 . Actualizado a las 10:52 h.

«Nada de nada». Así contestó este viernes la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, al ser preguntada por la posibilidad de que las fuertes tensiones entre los dos socios del Ejecutivo, PSOE y Unidas Podemos, impidan concluir la legislatura y desemboquen en un adelanto de las elecciones para el próximo año, cuando su fecha natural en caso de agotarse el mandato se situaría finales del 2023. Pero, aunque los desencuentros se han mantenido desde el principio, en los últimos días ha habido pronunciamientos, no solo desde el Gobierno, sino también por parte de sus socios, que apuntan a que PSOE y Podemos manejan al menos la hipótesis de un adelanto, en la que influiría también el calendario político.

Tensión en Podemos

«Hasta aquí hemos llegado». «A lo mejor llega un momento en el que tenemos que hacer una reflexión y decir: hasta aquí hemos llegado». Así se expresó el líder de Podemos, Pablo Iglesias, hace una semana. En el partido morado cunde la sensación de que, una vez aprobados los Presupuestos, Pedro Sánchez se siente más libre para gobernar ignorando a sus socios. Hasta ahora, el presidente había cedido en casi todas las disputas abiertas entre los socios. Pero la negativa a asumir el compromiso sobre el control de los precios del alquiler; el rechazo a una subida del salario mínimo o el hecho de que la vicepresidenta del Gobierno Carmen Calvo haya bloqueado la ley trans impulsada por la ministra de Igualdad Irene Montero hacen temer a Podemos que el PSOE se prepara para un posible adelanto marcado distancias.

  

El PNV no lo ve claro

No descartan un adelanto. El PNV, un partido con especial olfato para detectar el derrotero político y situarse de cara al futuro, no descarta ya que la tensión entre el PSOE y Unidas Podemos fuerce un adelanto electoral. Su líder, Andoni Ortuzar, contempla la coalición, con la que su partido negocia a fondo estos últimos días, como una «olla a presión». «No hay que descartarlo», afirma el PNV sobre un posible adelanto. Los nacionalistas vascos, socios principales del Gobierno, recelan de la cercanía de Unidas Podemos con EH Bildu, que aspira sustituirle como aliado del Ejecutivo, y han recompuesto su relación con el PP después de que los populares les cedieran uno de sus vocales en el CGPJ en la por ahora fallida negociación para su renovación.