El Gobierno apunta que en «semanas o meses» habrá reformas legales para regular la Corona

Ramón Gorriarán MADRID / COLPISA

ACTUALIDAD

El rey Felipe VI y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en el aniversario del 23F.
El rey Felipe VI y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en el aniversario del 23F. Chema Moya

La Moncloa quiere ejecutar un plan de modernización con apoyo de Felipe VI

08 mar 2021 . Actualizado a las 21:18 h.

«Semanas o meses». Ese es el impreciso horizonte temporal que manejan la Zarzuela y la Moncloa para alumbrar el paquete de reformas para regular la Corona. La vicepresidenta primera explicó este lunes que trabaja con el jefe de la Casa Real para adecuar la monarquía parlamentaria a los «estándares éticos» del siglo XXI, pero no dio un solo detalle del contenido de unas negociaciones que se llevan en el más absoluto de los secretos.

Carmen Calvo reclamó «un poco de calma» para conocer la orientación de las innovaciones que discute con Jaime Alfonsín porque no se trata de un asunto que pueda ventilarse «en tres días». Hay que «reflexionar bien las cosas», añadió en TVE. Introducir reformas en la monarquía parlamentaria 43 años después de la entrada en vigor la Constitución requiere mucha finura jurídica, apuntan en el Gobierno. La complejidad radica en modificar el régimen de funcionamiento de la Corona sin invadir el título II de la Carta Magna. Hacerlo obligaría a una reforma constitucional agravada con la consiguiente disolución de las Cortes, celebración de unas elecciones generales y después un referendo. Un proceso largo y de consecuencias políticas impredecibles que el Gobierno no quiere ver ni en pintura. Calvo subrayó que detrás de estas reformas se encuentran el propio Felipe VI, que «las alienta», y Pedro Sánchez, que defiende que «la Constitución tiene que evolucionar conforme a las exigencias de ejemplaridad».

Entre los cambios que se presume que barajan figuraría la renuncia a la inviolabilidad del rey para los actos ajenos a su labor como jefe del Estado. Una modificación que ya respaldó el presidente del Gobierno. Lo dijo en diciembre de 2018 —«soy partidario de limitar la inviolabilidad del rey y lo he hablado con él»—. El PSOE, sin embargo, votó en el Congreso en contra de una proposición de ERC en ese sentido hace solo hace dos semanas.