Borràs desafía al Estado al asumir la presidencia de la Cámara catalana

Cristian Reino BARCELONA / COLPISA

ACTUALIDAD

Laura Borràs es aplaudida por sus compañeros tras ser elegida nueva presidenta del Parlamento catalán
Laura Borràs es aplaudida por sus compañeros tras ser elegida nueva presidenta del Parlamento catalán Quique García | Efe

El independentismo aumenta el control sobre la mesa del Parlamento catalán y se conjura para avanzar hacia la independencia

12 mar 2021 . Actualizado a las 19:17 h.

Laura Borràs es desde este viernes la nueva presidenta del Parlamento catalán. Fue elegida en segunda vuelta, con los apoyos de ERC y Junts, su partido. La CUP votó en blanco, pero por primera vez entró a formar parte de la mesa de la Cámara catalana, que tendrá cinco miembros independentistas y dos del PSC. Una mayoría absoluta aún mayor que la que tiene en escaños el secesionismo, que quiere convertir el Parlamento, según las intenciones que mostró la nueva presidenta en su discurso de estreno, en un «instrumento» para un nuevo choque con el Estado.

Borràs inauguró la decimotercera legislatura catalana, avisando que va a por todas. «Ha de marcar un punto de inflexión en el avance hacia la independencia», advirtió. «Nuestro deber es mantener la inviolabilidad del Parlament, no permitiendo injerencias, quede dicho como declaración de intenciones», remató. La nueva presidenta de la Cámara catalana considera que el Parlamento tiene «soberanía» y en consecuencia está dispuesta a seguir adelante en la tramitación legislativa, sea la materia que sea y digan lo que digan los tribunales. «En democracia la ley es la que se ha de adaptar a la voluntad popular, podemos legislar sobre todo lo que esta mayoría de la Cámara decida», afirmó, en clara advertencia al Tribunal Constitucional.

El discurso de Borràs fue un aviso también a Esquerra Republicana. La presidenta de la Cámara catalana es favorable a la vía unilateral y en campaña se mostró partidaria de reactivar la declaración de independencia, si el secesionismo superaba, como así ocurrió, el 50 % de los votos. Este viernes no habló de DUI, pero sí de situar el arranque de la legislatura allá donde la dejó Carme Forcadell, es decir el 27 de octubre del 2017.