Meghan, la «sirenita» que perdió la voz por enamorarse del príncipe y luego la recuperó

Acusó a los medios de contar el encontronazo con su cuñada «como la historia de una heroína y una villana»


redacción / la voz

«Estando en nuestra casa de Nottingham, pusieron en la tele La Sirenita, y dije: ‘Madre mía... se enamora del príncipe y pierde la voz'», señaló Meghan Markle durante la entrevista que concedió junto al príncipe Harry a Oprah Winfrey en la cadena estadounidense CBS, y que este sábado Antena 3 emitió en exclusiva para toda España.

-¿La recuperaste?

-Sí.

Así podrían resumirse los cuatro años que Meghan formó parte de la familia real británica. La duquesa de Sussex confesó que nunca llegó a entender qué implicaba ser uno de ellos. «Como cualquier estadounidense, lo había idealizado, como si se tratara de un cuento de hadas». Sin embargo, de sus confesiones se desprende todo lo contrario. Uno los desencuentros más sonados, y que Meghan no tuvo problema en tratar, fue su rifirrafe con Kate Middleton. Explicó que los hechos, previos a la boda, aunque se conocieron seis meses después, no sucedieron tal y como se habían contado. Precisamente, que nadie de la institución se esforzara en desmentirlo supuso un punto de inflexión para ella. «Ahora puedo ver lo que estaba pasando. Querían contar la historia de una heroína y una villana», dijo aludiendo a los medios de comunicación. Se mostró muy orgullosa de sus orígenes y de haber luchado siempre por sus principios, y tildó de ironía que alguien «que ha defendido siempre que las mujeres usaran su voz», se quedara callada. «Me hicieron callar», concluyó.

Sus amigos más íntimos le advirtieron más de una vez de los peligros que corría, pero ella siempre quiso creer, algo que a día de hoy lamenta, que la protegerían. La cuestión de la seguridad estuvo muy presente durante la entrevista, ya que la pareja señaló que fue uno de los temas recurrentes durante el embarazo, junto con el título y el color de piel del pequeño.

Harry aseguró que su mayor miedo era se repitiese la historia de su madre, y que por eso decidieron mudarse. Meghan no solo llegó a temer por su integridad física, sino también mental. Pidió ayuda, pero se la negaron, y finalmente recurrió a una amiga de Diana. Una vez instalados en Canadá, les retiraron la protección, por lo que «tuve que ganarme la vida para tener una escolta para mi familia», dijo Harry en alusión a sus negocios en el mundo audiovisual. Otro de los motivos que hicieron saltar la relación por los aires fueron los comentarios racistas. «Nadie quiere admitir que hay un problema con la raza», dijo Harry. «Tuvieron muchas oportunidades para mostrar su apoyo en público. Mujeres del Parlamento británico criticaron las portadas sobre Meghan, mi familia no dijo nada, y eso duele», explicó el duque de Sussex, que señaló que, de no ser por su mujer, no habría tenido valentía para salir de allí.

Señaló que mantiene una fenomenal relación su abuela, que lucha por recuperar la de su padre, pero «estoy decepcionado», y que aunque quiere a su hermano con locura, a día de hoy, hay distancia.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Meghan, la «sirenita» que perdió la voz por enamorarse del príncipe y luego la recuperó