Ryanair estudia llevar a España al Tribunal de la UE para anular el rescate de Plus Ultra

La aerolínea está recurriendo todos los casos en los que considera que se están concediendo ayudas estatales sin cumplir con los principios de no discriminación


Ryanair ha decidido volver a sacar la artillería pesada y plantarse contra las ayudas que los diferentes Estados de la Unión Europea están aprobando para tratar de salvar las maltrechas cuentas de las aerolíneas. El presidente de la irlandesa mantiene desde hace ya unos meses una guerra sin cuartel contra los salvavidas estatales a las compañías aéreas. Y ahora, ha puesto la mirada sobre España. La aerolínea low cost estudia preparar una denuncia contra el Estado español ante el Tribunal General de la Unión Europea por la ayuda de 53 millones que el Gobierno ha aprobado para la aerolínea Plus Ultra. 

Según publica El Mundo, el departamento legal de Ryanair está valorando presentar un recurso contra la ayuda, que fue concedida el pasado 9 de marzo en el Consejo de Ministros. El proceso puede alargarse durante semanas, porque tal y como señalan fuentes de la compañía a este periódico, «Ryanair está valorando esta ayuda dada por el Gobierno español, pero aún no se ha tomado ninguna medida al respecto por parte de la aerolínea». Lo que sí tienen claro en Ryanair es que están dispuestos a impugnar todos los casos en los que se estén concediendo ayudas estatales en contra de la legislación de la UE, y sobre todo en aquellos casos en los que se incumplan los principios de no discriminación y de la libertad de ofrecer servicios. De hecho, el presidente de la compañía, Michael O'Leary ha llegado a asegurar que detrás de estas subvenciones hay «miles de millones regalados de manera selectiva a compañías de bandera ineficientes».

Plus Ultra no es la única aerolínea que ha sido rescatada por el famoso Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégicas que gestiona la SEPI. Hace unos meses, el Ejecutivo de Sánchez daba luz verde a una ayuda de 475 millones de euros para rescatar a Air Europa, cuya aprobación facilitó la compra por parte de Iberia de la compañía aérea de la familia Hidalgo por 500 millones de euros. Pero el rescate de Plus Ultra ha levantado una verdadera polvareda. Y es que, a pesar de que la compañía se considera española, en su accionariado cuenta con socios venezolanos que, tal y como denuncian el PP y Vox, estarían vinculados al régimen de Nicolás Maduro.

Tras la denuncia de Ryanair, el Tribunal General de la UE deberá analizar la letra pequeña de la ayuda concedida por la SEPI. Se analizará así la legalidad de aspectos polémicos como el de la «proporcionalidad» de la subvención. Y desde Ryanair tiran de números para justificar su decisión de recurrir y demostrar que son más relevantes para el mercado turístico español que la rescatada. En el 2019, Plus Ultra operó el 0,03 % de los vuelos en España, mientras que los irlandeses alcanzaron el 12 % del total. «Ryanair es una compañía aérea verdaderamente europea. No tenemos un país de origen rico y poderoso que nos subvencione sn tiempos difíciles. Tampoco queremos ayudas discriminatorias. Nuestro objetivo en una crisis es buscar la eficiencia y el ahorro de costes, para ofrecer más rutas a precios más bajos, sin dejar de ser la aerolínea más ecológica de Europa», señalan a El Mundo.

Hasta la fecha, los intentos de tumbar los rescates estatales han sido completamente infructuosos para Ryanair. Las primeras batallas, las que libró contra Francia y Suecia por las ayudas a Air France y SAS fueron un fracaso. El Tribunal General de la UE consideró legítimo estos apoyos y aseguró que estaban ajustadas al derecho comunitario al haber sido destinadas a paliar un desastre de carácter natural o excepcional como es el caso de la pandemia. Por tanto, sentenciaba, no eran discriminatorias. 

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Ryanair estudia llevar a España al Tribunal de la UE para anular el rescate de Plus Ultra