JxCat castiga con una derrota a Aragonés en la votación para presidir la Generalitat

Mercedes Lodeiro REDACCIÓN / LA VOZ

ACTUALIDAD

Pere Aragonès conversa con la presidenta del Parlamento catalán, Laura Borràs
Pere Aragonès conversa con la presidenta del Parlamento catalán, Laura Borràs Quique García | EFE

Le propone que no intente ser investido el martes, pero el republicano lo rechaza

27 mar 2021 . Actualizado a las 18:00 h.

Pere Aragonès necesitaba la mayoría absoluta de 68 votos para ser investido por el Parlamento catalán como presidente de la Generalitat y solo obtuvo 42 votos (33 de ERC y 9 de la CUP). Junts (32) se abstuvo como ya había anunciado. Y los noes fueron 61, correspondientes a los diputados de PSC, Cs, PP y Vox, por lo que para ser investido presidente necesita una segunda votación en la que obtenga más síes que noes. La Cámara ya ha convocado pleno para el martes. Pero Junts no se conformó con negarle un triunfo al candidato de ERC sino que le pidió que renunciase a esa segunda votación del martes para darse margen a buscar un buen acuerdo de gobierno.

Aragonès no aceptó la propuesta y, es más, le dijo a sus todavía socios en la Generalitat que «hay que formar Gobierno rápido, no podemos esperar».

En el turno de la portavoz republicana, al final del debate, Marta Vilalta le echó en cara a Junts que «la Generalitat catalana y republicana hoy no será posible por la abstención de JxCat, que para nosotros es incomprensible». Y añadió que «la unidad no se predica, se practica». Aunque también dio un margen de esperanza a lograr en acuerdo en tres días. «No hay diferencias insalvables», dijo tras escuchar los discursos de los posconvergentes. Y volvió a emplazar a Junts, como había hecho Aragonès, al martes para llegar antes a un acuerdo porque «el país no puede esperar más después del mandato histórico del 14F».