Adela Cortina: «Cada vez somos más obedientes y manipulables y eso es muy peligroso»

ACTUALIDAD

Adela Cortina
Adela Cortina Beatriz Tafaner

Propone una ética cosmopolita para afrontar retos globales como la pandemia

29 mar 2021 . Actualizado a las 09:28 h.

Catedrática emérita de Ética y Filosofía Política de la Universidad de Valencia, miembro de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas, Premio Nacional de Ensayo, Adela Cortina (Valencia, 1947) es un referente mundial en este campo. Creadora del término aporofobia, autora de libros como Ética aplicada y democracia radical o ¿Para qué sirve realmente la ética?, publica Ética cosmopolita (Paidós). En esta obra propone diseñar una ética que sirva para «hacer frente a los retos globales, como es la pandemia, pero también el cambio climático o la inteligencia artificial, que necesitan una respuesta mundial con una visión cosmopolita», basada en valores como la cordura, la justicia, el apoyo mutuo y la compasión.

-Suena a utópico, pero en su libro dice que hay esperanza porque vamos en esa dirección.

-Es así, pero hay mimbres que ya están funcionando. Por una parte, la Declaración de Derechos Humanos de 1948 reclama que haya un acuerdo mundial para respetarlos y exige algún tipo de cosmopolitismo. En la UE hay países que tienen soberanías compartidas y también hay constituciones jurídicas cosmopolitas. Hay muchos obstáculos, pero también muchas esperanzas de que vaya adelante, porque es algo deseable.

-Reivindica el valor de la cordura. ¿Tan mal estamos para tener que reivindicarla?

-Yo interpreto la cordura como un injerto de la prudencia en el corazón de la justicia. La cordura es muy importante porque une la razón y el corazón. Una persona que es cuerda también es razonable. Si la razón funciona sin emociones no tiene fuerza. Reivindico la cordura para hacer frente a una situación como la pandemia.