El primer refugiado sirio que optaba a un escaño en el Bundestag se retira por amenazas racistas

Tareq Alaows es uno del millón de refugiados a los que Angela Merkel abrió las fronteras durante la crisis migratoria del 2015

Tareq Alaows,  ante el Bundestag al presentar el 3 de febrero su candidatura
Tareq Alaows, ante el Bundestag al presentar el 3 de febrero su candidatura

La Voz

A sus 31 años, el sirio Tareq Alaows optaba a ser el primer refugiado en ocupar un escaño en el Bundestag. Las amenazas racistas contra él y su familia le han obligado a retirar su candidatura por Los Verdes a la Cámara Baja del Parlamento alemán en las elecciones del 26 del próximo septiembre.

En un comunicado, Alaows anunció ayer que «el alto nivel de amenazas para mí, y especialmente para las personas cercanas a mí, es la razón más importante para retirar mi candidatura». Aunque no ha precisado las amenazas a las que alude (algunos medios, como la televisión pública ZDF y la agencia DPA, hablan de amenazas de muerte), es bien conocido que desde que presentó su candidatura en febrero recibió ataques procedentes del ámbito de la extrema derecha alemana.

«Mi candidatura ha demostrado que necesitamos estructuras sólidas en todos los partidos, la política y la sociedad que contrarresten el racismo estructural y ayuden a los afectados», explica Alaows en su comunicado. Admitió que «la gran atención del público a mi candidatura ha demostrado lo que puede ser posible para nosotros, los refugiados. Lamentablemente, en nuestra sociedad faltan espacios no discriminatorios en todos los ámbitos de la vida». «Depende de todos nosotros abordar esto específicamente en nuestro entorno y cambiarlo», agregó.

Huyendo del servicio militar obligatorio en Siria, Alaows cruzó el Egeo en un bote de goma y logró llegar a Atenas y de ahí a Viena la mayor parte caminando. Era el 2015 y estaba entre los miles de migrantes a los que la canciller Angela Merkel abrió las fronteras para paliar la peor crisis migratoria europea desde la Segunda Guerra Mundial. A su llegada fue alojado en un gimnasio en la ciudad de Bochum (Renania del Norte-Westfalia) y estuvo entre el millón de solicitantes de asilo. Pocos meses después de su llegada se convirtió en activista y fundó Refugee Strike Bochum. Desde el 2018, Alaows trabaja en la oenegé Seebrücke (Puentes del mar), que vela por los derechos de los migrantes que atraviesan el Mediterráneo.

El pasado febrero anunció su candidatura para las elecciones generales por la ciudad renana de Oberhausen, siempre y cuando su solicitud de ciudadanía alemana fuera aprobada para entonces. Cuando ese mismo mes propuso modificar el lema que figura en la fachada del Bundestag en Berlín, «Al pueblo alemán» por la expresión «A todos las personas que viven en Alemania», el exlíder regional de la ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD) André Poggenburg le criticó en redes sociales. «¡Un ultraje hacia el pueblo anfitrión, que se involucren en la reconstrucción de Siria!», respondió Poggenburg, según recoge Efe de medios alemanes. 

«Que no sea posible que Tareq Alaows se presente como candidato al Bundestag sin poner en riesgo su seguridad y la de su familia es altamente vergonzoso para nuestra sociedad democrática», reacción en su Twitter. el líder del grupo parlamentario de Los Verdes en el Bundestag, Katrin Göring-Eckardt,

Alaows quería ser la voz de «todos los refugiados» en el Bundestag. Su lema: «Durante la guerra y mi fuga, tuve que ver por mí mismo lo que significa estar privado de mis derechos. Por eso estaría comprometido con la protección de los derechos humanos», explica en su espacio electoral.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

El primer refugiado sirio que optaba a un escaño en el Bundestag se retira por amenazas racistas