Sanidad acepta al fin que se pueda tomar el sol sin mascarilla en toda España

Solo una semana después de endurecer el uso de los cubrebocas con una nueva ley, el ministerio da marcha atrás y propone a las comunidades flexibilizar su uso


Redacción / La Voz

Cómo cambiarlo todo para que nada cambie. Esa podría ser la conclusión de lo que está sucediendo en España con la norma que regula el uso de las mascarillas. El miércoles pasado, el día 31 de marzo, en el Boletín Oficial del Estado (BOE) se publicaba una nueva ley sobre todo lo que atañe a la pandemia y su prevención en el país. Y, entre los artículos que incluía, había una llamativo. Así, se indicaba que el uso de la mascarilla pasaba a ser obligatorio siempre al aire libre, tanto para tomar el sol en la playa como para pasear en solitario por el monte, en cualquier circunstancia. No había pasado ni una hora desde la publicación de la normativa cuando esta empezó a hacer aguas. Para empezar, los científicos no daban crédito. Cabe recordar que llevan meses insistiendo en que el mayor peligro para la transmisión del covid son los espacios cerrados, por la concentración de los aerosoles, y sin embargo, la nueva ley pone otra vez el acento en protegerse siempre con la mascarilla al aire libre y, sin embargo, deja lagunas en los espacios cerrados y privados, como determinados centros de trabajo o los domicilios (cuando se está con no convivientes). Además, la norma cayó como un jarro de agua fría a las comunidades, que desayunaron con ella sin que previamente se consensuasen estas cuestiones. Todo ello abocó al Ministerio de Sanidad a una reacción fulminante: en pocas horas se pasó de publicar una ley a decir que, seguramente, habría que modularla y adaptarla al contexto actual, porque la norma se empezó a tramitar en junio y no se aprobó hasta ahora, de forma que se quedó un tanto obsoleta. 

La espantada con la nueva norma fue tal que algunas comunidades, entre ellas Galicia, decidieron seguir con sus propias reglas hasta que se arreglase el desbarajuste, ya que todas las regiones habían adaptado la normativa nacional del mes de junio, cuando se hizo la primera desescalada, a sus propias circunstancias o situaciones epidemiológicas. . Así, en el caso de la comunidad gallega, se decidió que se podía seguir tomando el sol sin mascarilla en la playa mientras no se aclarase la ley estatal. Y lo mismo hizo Baleares o Canarias. Mientras tanto, Sanidad se comprometió a presentar a las comunidades un borrador con los cambios que se podrían añadir. Y eso hará esta tarde, en la reunión interterritorial entre los responsables del ministerio y de las comunidades. La agencia Efe ha tenido acceso al borrador que se va a presentar a las regiones, es decir, a lo que les propone Sanidad que, en síntesis, dice lo siguiente: se permitirá tomar el sol en la playa sin mascarilla en toda España. Habrá que ver si todas las comunidades lo aceptan. Galicia sí lo hará, porque esa ya es la norma que impera aquí ahora.  

Así, en ese borrador que presenta hoy a las comunidades, Sanidad propone el uso de la mascarilla obligatoria en las playas cuando se esté paseando o en situaciones en que no haya distancia de seguridad, mientras que se excluye durante el baño, la práctica de deporte o en los períodos de descanso en un lugar fijo, tanto en el litoral como en piscinas y otros espacios acuáticos. Son algunas de las propuestas recogidas en el borrador del documento que el Ministerio de Sanidad va a trasladar esta tarde a las comunidades autónomas, al que ha tenido acceso Efe, para «modular» la obligatoriedad del uso de mascarillas que contempla la ley incluso cuando se puede mantener la distancia de seguridad de 1,5 metros.

 La propuesta del Ministerio de Sanidad, que reforma la polémica ley y que se trasladará hoy a las comunidades autónomas, declara actividades incompatibles con el uso de la mascarilla:

- El baño en el mar, lagos o embalses, ríos u otros espacios acuáticos naturales o en piscinas en el exterior o cubiertas.

- La práctica de deporte en el medio acuático, sea este natural o artificial.

- Los períodos de descanso antes o después del baño o la práctica de deporte en el medio acuático, en el entorno del mismo. En el caso de las playas o en entornos asimilados, solo podrá extenderse mientras esté en un punto determinado y respetando la distancia mínima de 1,5 metros con otras personas que no sean convivientes o asimilados. En las piscinas, solo entre intervalos de actividad.

- Las actividades de socorrismo o rescate cuando requieren acceder al medio acuático.

- Los períodos estrictamente necesarios para comer o beber, en lugares en los que esté autorizado.

En cambio, propone el uso obligatorio de la mascarilla:

- El paseo por los accesos a playas, lagos y demás entornos naturales.

- El paseo a la orilla del mar y de los demás entornos acuáticos.

- El uso de vestuarios de piscinas públicas o comunitarias, salvo en las duchas.

- La permanencia en el exterior o interior de establecimientos de hostelería fuera de los períodos necesarios para comer o beber.

Más allá de la playa, esta la polémica con la práctica del deporte individual al aire libre y el uso de mascarilla. En la nueva ley estatal se indica que no es necesario llevar mascarilla para esta actividad. Y, Sanidad volverá a defender hoy esa postura en la reunión con las comunidades. Sin embargo, en Galicia la Xunta considera que sí es imprescindible. Así que, de momento, el Gobierno gallego considera que aquí hay que usar mascarilla siempre cuando se haga deporte, aunque sea en el exterior y en solitario, tanto para correr como andar en bici o cualquier otra modalidad. 

 

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Sanidad acepta al fin que se pueda tomar el sol sin mascarilla en toda España