¡Y pensé que lo sabía todo sobre los planes de pensiones!


¿Usted sabe lo que es un plan de pensiones? Se lo cuento: se trata de un producto de ahorro provisional a largo plazo cuyo principal fin es el de generar un ahorro del que disponer en la jubilación en forma de capital o de rentas. Pues bien, pensé que lo sabía todo sobre este asunto, y nada más lejos de la realidad. Con la declaración de patrimonio de los señores ministros hecha pública hace unos días, pensé: voy a ahorrar que a Hacienda le parecerá bien y fomentará con desgravaciones este tipo de iniciativas. ¡Sorpresa! No es así. En términos generales, sepa que, si usted mete más dinero del previsto en la ley (2.000 euros), le pueden imponer una multa. Sonia Bande Iglesias, socia del área fiscal de Vento Abogados y Asesores, contesta a las siguientes cuestiones:

¿Las aportaciones y contribuciones a planes de pensiones reducen nuestra factura con Hacienda? Sí, pero esta ventaja fiscal ha sufrido un importante recorte y su impacto se advertirá en el IRPF del 2021, que presentaremos en el 2022.

¿Quién puede ahorrar a través de un plan de pensiones? Cualquier mayor de edad con capacidad para contratar. Pero quién puede y quién debe no siempre coinciden. Si nuestro objetivo es un ahorro fiscal, las personas en situación de desempleo, las que se dedican a las labores del hogar, las jubiladas y aquellos contribuyentes que no estén obligados a presentar la declaración, no deberían contratar un plan de pensiones. Sería más recomendable efectuar otro tipo aportaciones a otros productos financieros que puedan garantizar una revalorización de lo invertido.

¿Qué tipo de personas suelen aportar a un plan de pensiones? Aquellas que buscan un ahorro que les permita complementar la pensión pública que percibirán en el momento de su jubilación y quieran reducir su tributación al beneficiarse de la desgravación fiscal que este producto proporciona.

¿Qué cantidades podemos aportar para reducir el importe a ingresar en la declaración de la renta? Estas cantidades varían si nos referimos a la declaración del 2020 que vamos a presentar ahora o si hablamos de la del 2021. Como límite máximo conjunto para las reducciones por aportaciones y contribuciones a sistemas de previsión social se aplicará la menor de las cantidades siguientes:

a) El 30 % de la suma de los rendimientos netos del trabajo y de actividades económicas percibidos individualmente en el ejercicio.

b) 2.000 euros anuales. (8.000 euros anuales para el 2020 y, además, 5.000 euros anuales para las primas a seguros colectivos de dependencia satisfechas por la empresa). En el 2021 se incrementará este límite en 8.000 euros, siempre que este aumento provenga de contribuciones empresariales.

¿Cualquier persona puede depositar la cantidad que quiera? No. Los límites máximos anuales de las aportaciones y contribuciones empresariales a los planes de pensiones están regulados en el artículo 5.3 del Real Decreto Legislativo 1/2002, de 29 de noviembre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Regulación de los Planes y Fondos de Pensiones.

¿Qué penalizaciones tendría en caso de sobrepasar los límites? Los excesos que se produzcan sobre los límites máximos que hemos visto (8.000 euros en el 2020 y 2.000 euros en el 2021) podrán retirarse, sin sanción, antes del 30 de junio del año siguiente al de su aportación. En caso contrario, estamos ante una infracción tipificada en el artículo 36.5 del Real Decreto Legislativo 1/2002, normativa reguladora de los planes de pensiones. La sanción administrativa ascenderá al 50 % del exceso de la aportación.

¿Los límites son mayores si se utilizan planes de pensiones de empleo? Efectivamente, como ya hemos mencionado, el límite podrá aumentarse en 8.000 euros anuales cuando provenga de contribuciones empresariales.

¿Qué tipo de empresas tienen estos planes de pensiones? El plan de pensiones de empleo prácticamente es un desconocido en España. Su utilización es anecdótica salvo para la Administración y para las grandes empresas.

¿Qué ocurre con los autónomos? Este colectivo no tiene acceso al plan de pensiones de empleo con lo que la minoración de las reducciones establecidas en la Ley de Presupuestos Generales de Estado para el año 2021 ya comentadas, les perjudica especialmente.

Por retomar el tema de las declaraciones de patrimonio de los señores los ministros, las siguientes cantidades son las que disponen en planes de pensiones o/y seguros de vida: Manuel Castells, el más rico de los miembros del Gobierno, 1,4 millones en seguros de vida; José Luis Escrivá, responsable de Seguridad Social, 255.000 euros; Isabel Celaá, ministra de Educación, 109.644; Juan Carlos Campo (Justicia), 121.465 euros; Carmen Calvo, 128.000; Pablo Iglesias, 187.500, y Pedro Sánchez, 85.865.

Hasta aquí puedo leer.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

¡Y pensé que lo sabía todo sobre los planes de pensiones!