La reina respalda el legado feminista de Campoamor en un acto en el Congreso

ERC, JxCat, PNV y Bildu plantan a la reina en el homenaje a la histórica diputada

La reina y Meritxell Batet entran en el salón de los Pasos Perdidos del Congreso
La reina y Meritxell Batet entran en el salón de los Pasos Perdidos del Congreso

Redacción

La reina Letizia presidió un acto cargado de simbolismo con el que quiso mostrar su compromiso con el feminismo. Asistió en el Congreso al homenaje a la abogada, escritora, diputada y defensora de los derechos de la mujer Clara Campoamor, en el 90 aniversario del sufragio femenino. Campoamor, republicana de corazón, fue una de las tres primeras parlamentarias de la historia española, junto a Victoria Kent y Margarita Nelken, en ser elegidas en las elecciones de 1931.

Fue un homenaje en el que los diputados de ERC, PNV, JxCat y EH Bildu dieron plantón a la reina. El representante de los republicanos en el Congreso, Gabriel Rufián, ya avanzó el viernes su desacuerdo con la presencia de la reina «representante de una institución tan corrupta, antidemocrática, reaccionaria, antifeminista y a la que no vota nadie». En parecidos términos se pronunciaron JxCat y Bildu que consideró la presencia de la reina en la Cámara Baja como un intento para «poner en valor la monarquía en un momento tan delicado como el actual». Los representantes del PNV tampoco asistieron ya que ningún diputado de su grupo parlamentario se encontraba en Madrid.

Si arroparon a la representante de la Casa Real la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, las presidentas del Congreso, Meritxell Batet, y del Senado, Pilar Llop, así como los portavoces de los grupos parlamentarios del PSOE, PP, Unidas Podemos, Vox, Ciudadanos, Plural y Mixto.

Letizia entró al Congreso por el patio de Floridablanca, vestida de rojo intenso con un traje de chaqueta y pantalón. Fue recibida por Calvo, Batet y Llop. Tras hacerse una foto institucional en la puerta del palacio, la reina pasó al salón de Clara Campoamor y el director de Documentación, Biblioteca y Archivo del Congreso, Mateo Maciá, le mostró su escritorio y la credencial original de diputada. Después, la presidenta de la Cámara, Meritxell Batet, explicó que con el acto se inician una serie de actividades de conmemoración que se extenderán durante todo el año hasta llegar al 1 de octubre, fecha de aprobación del artículo 36 de la Constitución de 1931 que consagraba el derecho de sufragio de las mujeres en igualdad con los hombres. Una aprobación que tanto Batet como la presidenta del Senado, Pilar Llop, destacaron que no fue fácil y que se consiguió desde el debate y la discrepancia ya que el voto femenino salió adelante por 161 votos a favor y 121 en contra.

Batet ensalzó la presencia de la reina en el acto como «la mejor muestra del carácter fundamental y compartido por todos del valor de la igualdad entre mujeres y hombres y de la necesidad de apoyo y defensa a los mismos desde las instituciones», al tiempo que recordó que los valores constitucionales «exigen y necesitan sumar voluntades».

Por su parte, Carme Calvo anunció que se reactivará la concesión del premio Mujer y Parlamento Clara Campoamor después de años sin convocarse, para reconocer aquellas obras, trabajos o estudios de especial relevancia que versen sobre la participación de la mujer en la vida pública y, especialmente, en la actividad parlamentaria.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

La reina respalda el legado feminista de Campoamor en un acto en el Congreso