Dos inspectores al mando del comisario Pino declaran que no conocían la Kitchen

Ninguno de los comparecientes en la comisión del Congreso aceptó preguntas sobre el uso de fondos reservados

El inspector jefe, Bonifacio Díaz Sevillano, a su llegada a una comisión de investigación de la Kitchen en el Congreso
El inspector jefe, Bonifacio Díaz Sevillano, a su llegada a una comisión de investigación de la Kitchen en el Congreso EUROPA PRESS

Madrid / Colpisa

Entre negaciones y apelaciones al secreto de sumario del proceso que actualmente se instruye en la Audiencia Nacional se desarrolló la séptima sesión de la comisión que investiga el caso Kitchen en el Congreso. Un escenario que tuvo esta vez como protagonistas a los inspectores Bonifacio Díaz y José Ángel Fuentes Gago, que estaban adscritos a la Dirección Adjunta Operativa (DAO) bajo el mando de Eugenio Pino en la época del Gobierno de Mariano Rajoy.

Díaz aseguró que «nunca» coincidió trabajando con el excomisario José Manuel Villarejo. También negó que durante su etapa en la DAO hubiera investigado o escuchado alguna referencia sobre el extesorero del PP Luis Bárcenas o su chófer, Sergio Ríos, que habría sido el encargado de espiarle a él y a su familia. «Lo que sé de ese señor es por la prensa, no sé quién es», afirmó.

El agente sí reconoció, en cambio, que Villarejo frecuentaba la DAO y que, si bien desconocía cuáles eran sus funciones, se solía cruzar con él por las escaleras con conversaciones «insustanciales». Aunque, una vez más, evitó dar detalles.

«Buenos días, buenas tardes y poco más» es lo que, según ha indicado Díez Sevillano, hablaba con Villarejo cuando se cruzaban en la DAO. No ha querido opinar «ni bien ni mal» sobre él porque «es un compañero» y quiere respetar su presunción de inocencia.

Patrimonio de Villarejo

Fuentes Gago, por su parte, mantuvo ante los diputados que no tuvo ninguna relación ni supo «nada» de este operativo policial para sustraer información sensible al extesorero del PP. Además, lamentó que «nadie le haga caso» sobre la necesidad de investigar la filtración de un informe sobre el patrimonio del comisario jubilado.

Fuentes Gago tenía hilo directo con el exministro del Interior Jorge Fernández Díaz en las operaciones de la llamada policía patriótica, y el propio comisario Villarejo lo señaló como el autor del informe apócrifo PISA contra Podemos. Ayer, al verse las caras con uno de los portavoces de la formación morada durante la celebración de la comisión parlamentaria, Rafa Mayoral, guardó silencio sobre la cuestión. «Las operaciones policiales están sujetas al secreto profesional», señaló.

Ninguno de los dos comparecientes aceptó preguntas sobre el uso de fondos reservados (están imputados por malversación de fondos públicos) por ser una materia considerada secreta.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Dos inspectores al mando del comisario Pino declaran que no conocían la Kitchen