Ayuso sale viva y Gabilondo retira el veto a Iglesias

Gonzalo Bareño Canosa
Gonzalo Bareño MADRID / LA VOZ

ACTUALIDAD

Juanjo Martín | Efe

La izquierda y la derecha se echan a la cara las cifras de fallecidos por el covid

22 abr 2021 . Actualizado a las 10:43 h.

Isabel Díaz Ayuso salió políticamente viva de un debate muy marcado por la gestión de la pandemia. Poco activa, y dejando que los demás se enzarzaran, resolvió sin errores el que se presentaba como su principal escollo en la carrera por revalidar la presidencia de Madrid. Enfrente, el candidato socialista, Ángel Gabilondo, retiró su promesa de no pactar con Iglesias. «Pablo, tenemos 12 días para ganar las elecciones», le dijo, aunque trató de disputar a Ciudadanos el voto moderado en un tono algo más ágil y punzante que el que ha mostrado en sus mítines. «Yo soy de centro», dijo el candidato de Ciudadanos Edmundo Bal, a lo que Gabilondo respondió con rapidez: «yo conozco ese sitio».

El líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, buscó permanentemente el cara a cara con Ayuso, tratando de desorientarla con preguntas constantes y desgranando datos, al igual que la representante de Más Madrid, Mónica García. La candidata de Vox, Rocío Monasterio, provocó permanentemente a Iglesias y marcó terreno propio frente al PP enarbolando sus propuestas más identitarias, mientras que Edmundo Bal se erigió en árbitro de la intensa contienda. «Me niego a pensar que la opción para luchar contra Iglesias es Vox», afirmó.

No hubo choques en el bloque de izquierda, que mantuvo la unidad de acción y se centró en atacar a Ayuso. Y en el otro frente, Monasterio buscó desbordar a la candidata del PP por la derecha, pero la popular eludió siempre ese anzuelo. Ignorando a Gabilondo, aunque le adelantó que no lo apoyará como defensor del pueblo, Ayuso confrontaba directamente con Pedro Sánchez. «Yo no soy Sánchez, soy Ángel Gabilondo», protestó el socialista ante su insistencia en esa estrategia.