Los socios parlamentarios del PSOE y Unidas Podemos salvan de nuevo a Marlaska en el Congreso

Tumban dos mociones de PP y Vox para reprobar al ministro del Interior por apartar al coronel Diego Pérez de los Cobos de la Jefatura de la Comandancia de la Guardia Civil en Madrid

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, en una foto de archivo
El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, en una foto de archivo

Redacción

El PSOE, Unidas Podemos y sus socios parlamentarios han salvado una vez más al ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, de ser reprobado por el Congreso, en este caso por apartar al coronel Diego Pérez de los Cobos de la Jefatura de la Comandancia de la Guardia Civil en Madrid, una decisión anulada por la Audiencia Nacional, según recoge Europa Press.

El pasado miércoles, tanto el PP como Vox defendieron sendas mociones para censurar a Marlaska por querer «someter» a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado con este tipo de decisiones, como argumentaron los populares. Incluso los de Santiago Abascal anunciaron una «ley Corbí» para castigar con prisión los ceses ilegales de mandos policiales.

En ese debate, plagado de reproches y hasta de insultos, uno y otro partido insistieron en reclamar la dimisión de Marlaska, como ya hicieran en la interpelación que le dirigieron la semana pasada y vienen haciendo desde hace semanas. Sin embargo, el ministro no solo aseguró que no piensa dejar su cargo sino que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, respalda su actuación una y otra vez.

En este contexto, el Pleno del Congreso ha rechazado este jueves tanto el texto del PP como el de Vox por una amplia mayoría, cercana a los 200 votos. En concreto, la moción de los populares ha recibido 151 votos a favor, los que suman el PP, Vox, Ciudadanos y UPN y Foro Asturias, 189 votos en contra, entre ellos los del PSOE, Unidas Podemos, ERC o Bildu, y tres abstenciones. Resultado similar ha cosechado la iniciativa de Vox, que ha obtenido 150 votos a favor, 191 en contra y dos abstenciones.

El PP pedía en su texto que el Congreso censurase a Marlaska por una gestión «plagada» de polémicas e «irregularidades» y que ha culminado con «con graves actos de desviación de poder», como apartar de su puesto a Pérez de los Cobos. Urgía, además, a Sánchez a destituirle «de inmediato» ante la negativa del ministro a asumir su responsabilidad política dimitiendo.

El ministro con más peticiones de reprobación

De su lado, Vox también planteaba su reprobación por haber incurrido en «un ejercicio desviado de su potestad discrecional» al cesar al citado coronel, pedía también a Sánchez a destituirle y a su Gobierno que adopte todas las medidas necesarias «para garantizar la interdicción de la arbitrariedad de los poderes públicos en el Ministerio del Interior».

Son diversas las ocasiones en el último año en las que el PP, Vox y Ciudadanos han pedido en el Congreso la reprobación de Marlaska, singularmente a raíz de conocer su polémica decisión de cesar a Pérez de los Cobos o por los acercamientos semanales de presos etarras a cárceles del País Vasco. De hecho, es el ministro que más peticiones de reprobación acumula.

La Cámara Baja, sin el apoyo del PP, muestra su «repulsa» a los discursos de Vox 

En el mismo pleno, el Congreso ha condenado este jueves el «terrorismo callejero» y los «actos violentos de ultraderecha» alentados con «discursos incendiarios» como los de Vox, hacia los que la Cámara ha expresado su «repulsa». La iniciativa ha contado con el voto en contra del PP y del partido de Santiago Abascal.

Durante el debate del texto, PP, Vox, Ciudadanos, el PNV, el PDECat, Unión del Pueblo Navarro y Foro Asturias acusaron al grupo confederal de censurar la violencia únicamente cuando proviene de la extrema derecha. Pero también se escucharon reproches desde los partidos independentistas catalanes. Así, ERC y Junts criticaron a los morados por no promover la salida de la cárcel de los líderes independentistas ni un referendo de autodeterminación.

El texto que ha salido adelante censura los «numerosos actos violentos llevados a cabo por la ultraderecha en los últimos meses» y denosta los «discursos de odio» con los que se fomentan este tipo de acciones. Incluye también el «firme rechazo» de la Cámara al ataque a la sede de Podemos en Cartagena que tuvo lugar hace unas semanas.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Los socios parlamentarios del PSOE y Unidas Podemos salvan de nuevo a Marlaska en el Congreso