Al menos 82 muertos por una explosión en un hospital de Bagdad

La Voz

ACTUALIDAD

Estado en el que quedó el interior del Hospital Ibn Al-Khatib, al sur de Bagdad
Estado en el que quedó el interior del Hospital Ibn Al-Khatib, al sur de Bagdad MURTAJA LATEEF

La deflagración de unas bombonas de oxígeno provocó un gran incendio en el centro sanitario, donde se atiende a pacientes de covid-19

25 abr 2021 . Actualizado a las 12:26 h.

Al menos 82 personas han muerto y 110 han resultado heridas en la explosión y posterior incendio que tuvieron lugar en la madrugada del domingo en un hospital para pacientes de covid-19 en Bagdad, informo un portavoz del ministerio Interior iraquí, informa Efe.

«El balance es de 82 muertos y 110 heridos de diferentes consideración», afirmó el portavoz ministerial, Jaled al Mhana, en unas declaraciones a la televisión iraquí Al Ijbariya que confirmó la agencia oficial de noticias INA.

Al Mhana indicó que algunas de las víctimas sufrieron quemaduras y que otras saltaron desde pisos altos para huir de las llamas, y advirtió que el número de fallecidos podría aumentar por la gravedad de las lesiones de algunos de los heridos.

Explosión de bombonas de oxígeno

Este es el primer balance oficial ofrecido por las autoridades iraquíes sobre la tragedia que se desató en la noche del sábado en el hospital Al Jatib, en el sureste de la capital, por la explosión de unas bombonas de oxígeno, que provocaron un grave incendio en el hospital.

El Ministerio de Salud indicó en un comunicado que más de 200 pacientes habían sido rescatados del edificio.

El primer ministro iraquí, Mustafa al Kazemi, dijo en otra nota de prensa haber pedido resultados sobre las investigaciones de esta tragedia en 24 horas y que se castigue a los responsables durante una reunión de emergencia con varios de sus ministros y responsables de seguridad durante la madrugada.

Sin embargo, la comisión iraquí de Derechos Humanos, que ha pedido la dimisión del titular de Salud, Hasan Mohamed Abas, criticó en un comunicado que esta celeridad exigida por el mandatario contrasta con la falta de colaboración de este ministerio con los equipos del ombudsman.

El Ministerio de Interior ha descartado que se sospeche de una acción intencionada detrás de este siniestro, aunque Al Kazemi aseguró que no cabría hablar de error humano sino de negligencia «criminal».

«Que nadie me diga que fue por un fallo eléctrico, es una vergüenza», añadió en referencia a una de las primeras hipótesis que ha circulado sobre la causa que provocó el estallido de las bombonas de oxígeno del hospital Al Jatib, en el sureste de Bagdad.