Los herederos del presidente de Samsung pagarán casi 9.000 milones de euros en impuesto de sucesiones

Tendrán que destinar la mitad de la herencia a saldar cuentas con el fisco surcoreano


Cara les va a salir la herencia a los hijos de Lee Kun-hee, el recientemente fallecido presidente del grupo Samsung. Los sucesores anunciaron este miércoles que tienen bien pertrechada la cartera para poder hacer frente a los 10.790 millones de dólares (9.000 millones de euros) que deben abonar en su país -Corea del Sur- en concepto de impuesto de sucesiones. Eso sí, digerirán el trago en varios pagos: «La familia planea pagar el monto total del impuesto sobre la herencia durante un período de cinco años en seis cuotas, comenzando en abril del 2021», explicaron en un comunicado emitido a través de Samsung.

El patrimonio de Lee está estimado en más de 14.900 millones de euros. Calculadora en mano, los herederos tendrán que abonar más de la mitad de lo que recibirán para hacer frente a los requerimientos fiscales de Corea del Sur. La herencia del que hasta el año pasado era el hombre más rico de Corea del Sur, se la repartirán su viuda, Hong Ra-hee; sus hijas, Lee Boo-jin y Lee Seo-hyun; y su hijo Lee Jae-yong. Este último vástago, que ejerce como líder de la multinacional desde el 2014, recibirá la herencia en la cárcel, donde cumple una condena de dos años y medio después de haber sido acusado de sobornar al anterior Gobierno surcoreano a cambio de favores. 

Samsung asegura en la nota que la cantidad a abonar al fisco surcoreano «es más de la mitad del valor del patrimonio total del fallecido presidente». Se cree que el patrimonio de Lee supera los 20 billones de wones (unos 14.900 millones de dólares), y que un 80 % correspondería a participaciones accionariales cuyo reparto entre los herederos no se explica en la nota enviada por Samsung. El fallecido presidente poseía un 4,18 % de la compañía estrella del grupo, Samsung Electronics, un 20,76 % en la aseguradora Samsung Life, un 2,88 % en la matriz del grupo, Samsung C&T, y un 0,01 en el fabricante de baterías Samsung SDS.

Pero el alto precio que tendrán que abonar para poder acceder al legado de su predecesor, no ha amilanado a los herederos. De hecho, anunciaron que además de saldar cuentas con el fisco coreano, donarán 1 billón de wones (unos 745 millones de euros) para construir un hospital y un laboratorio de investigación para enfermedades infecciosas y un programa para costear tratamientos para niños con cáncer y enfermedades raras. También donarán 23.000 piezas de arte coleccionadas por Lee Keun-hee a dos museos nacionales en Seúl. 

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Los herederos del presidente de Samsung pagarán casi 9.000 milones de euros en impuesto de sucesiones