Las obras de su piso privado en Downing Street cercan a Boris Johnson

Juan Francisco Alonso LONDRES / E. LA VOZ

ACTUALIDAD

Boris Johnson, a su regreso a Downing Street tras la sesión de control en el Parlamento
Boris Johnson, a su regreso a Downing Street tras la sesión de control en el Parlamento ANDY RAIN | Efe

La Comisión Electoral abre una investigación por considerar que hay indicios de irregularidades en la reforma de la residencia

29 abr 2021 . Actualizado a las 09:37 h.

La remodelación de una casa puede convertirse en una pesadilla. Y si no que se lo digan al primer ministro británico, Boris Johnson, quien ve como las obras que ordenó en sus aposentos privados en Downing Street se están convirtiendo en una tormenta política de grandes dimensiones.

El miércoles el premier recibió varios varapalos. El primero por parte de la Comisión Electoral, que decidió abrir una investigación para esclarecer cómo fueron costeadas las reformas realizadas en las dependencias donde residen él, su pareja, Carrie Symonds, y el bebé de ambos, y después en el Parlamento, donde no solo es la oposición la que le exige explicaciones, sino también sus compañeros de partido. 

«Hay motivos razonables para sospechar que puede haber habido una o más infracciones», declaró un portavoz del organismo encargado de vigilar el financiamiento de las formaciones políticas al anunciar la investigación. Johnson niega que usase fondos del partido para costear las obras.