La campaña madrileña apunta a un reequilibrio de fuerzas nacional en los partidos de izquierda

El PSOE teme ser superado por Más Madrid, pero verse superado por la suma de las formaciones de Errejón e Iglesias sería también un escenario preocupante

La candidata de Más Madrid, Mónica García, y el líder de Más País, Íñigo Errejón, durante la campaña del 4M
La candidata de Más Madrid, Mónica García, y el líder de Más País, Íñigo Errejón, durante la campaña del 4M EUROPA PRES

Madrid / La Voz

La campaña madrileña trasciende ya el ámbito de unos comicios autonómicos y apunta a un cambio de escenario político a nivel nacional. Ningún partido niega ya la influencia de los resultados del 4 de mayo de cara a las elecciones generales. En el PSOE se teme un sorpasso de Más Madrid por el fuerte impulso de la candidatura liderada por Mónica García. Un escenario que sería directamente catastrófico. Pero tampoco el más probable ahora mismo, el de que la suma del partido de Íñigo Errejón y de la lista de Unidas Podemos superen en escaños a la candidatura socialista, es tranquilizador, porque supondría una redistribución del espacio político de la izquierda.

Aunque se muestra optimista a la hora de captar indecisos en el tramo final, el PSOE ve difícil que Ángel Gabilondo alcance los 30 escaños. En las pasadas elecciones, los socialistas lograron 37, superando en diez a la suma de Podemos y Más Madrid. Una ecuación que ahora podría invertirse. Algo que apunta aun desgaste del PSOE en el espectro de la izquierda, del que se beneficia especialmente el partido de Errejón, que ha logrado situarse como una alternativa más moderada que Podemos, pero también, bajo la bandera del ecologismo, como una izquierda renovada frente al PSOE y con más conexión con el votante joven y urbanita. Una fórmula capaz de captar votos de Ciudadanos, sector en el que el PSOE no logra penetrar. Errejón busca la tendencia de otros países, como Alemania, en donde los verdes son ya la primera fuerza en los sondeos por encima del SPD y la CDU.

 Ayuso dice que va «arrasar»

 La candidata de Más Madrid, Mónica García, ha conseguido en esta campaña diferenciarse de Pablo Iglesias creciendo en todos los sondeos. Pero Unidas Podemos aguanta e incluso mejora sus cifras del 2019, según las encuestas, mientras los socialistas caen.

Aunque en el PSOE insisten en que el escenario de Madrid no representa al resto de España, de cara a las generales la retirada de Iglesias como candidato y su sustitución por Yolanda Díaz, con mejor valoración y mayor capacidad de captar voto transversal, podría debilitar aún más la posición del PSOE como partido hegemónico de la izquierda frente a las dos formaciones en las que se ha escindido de Podemos. En el frente contrario, el reto de Ayuso, que ayer dijo que va a «arrasar», es superar en escaños a las tres formaciones de izquierda. Algo posible y que, al margen del impacto que tendría de cara a unas generales, permitiría al PP gobernar en solitario en Madrid sin necesitar a Vox, porque le bastaría su abstención. Eso evitaría a Pablo Casado acudir a las generales con el lastre de ser socio de Gobierno de Santiago Abascal, al que repudió en el Congreso. El PP cree que ese escenario marcaría un cambio de tendencia de cara a las generales.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

La campaña madrileña apunta a un reequilibrio de fuerzas nacional en los partidos de izquierda