Un final de campaña enturbiado por las acusaciones sobre el uso electoralista del poder

Gonzalo Bareño Canosa
Gonzalo Bareño MADRID / LA VOZ

ACTUALIDAD

Más Madrid desplegó una lona gigante en la Gran Vía con Mónica García y Ayuso aludiendo a sus diferencias pese a llevar la misma chaqueta.
Más Madrid desplegó una lona gigante en la Gran Vía con Mónica García y Ayuso aludiendo a sus diferencias pese a llevar la misma chaqueta.

La presencia de Yolanda Díaz en la manifestación del 1 de mayo; el protagonismo de Ayuso en la celebración oficial del 2 de mayo y el Consejo de Ministros en plena jornada electoral levantan suspicacias

01 may 2021 . Actualizado a las 13:50 h.

La campaña comenzó bajo el signo del tremendismo en los eslóganes, continuó por la senda de la crispación y se cierra en medio de denuncias y sospechas cruzadas sobre irregularidades y utilización electoralista de los medios públicos. Después de que la Junta Electoral tuviera que intervenir en varias ocasiones para censurar o sancionar vulneraciones por parte del Gobierno y del PP, el tramo final y la propia jornada de las elecciones se verán afectadas por un calendario político susceptible de romper la neutralidad institucional.

 Marcha del 1 de mayo

Una ministra en la manifestación. La delegación del Gobierno en Madrid ha autorizado para hoy la celebración de una manifestación por el 1 de mayo, después de que el pasado 8 de marzo prohibiera la del Día de la Mujer con una incidencia del covid-19 en Madrid inferior a la actual. Entonces era de 236, y ayer, de 388. A esa manifestación asistirá Yolanda Díaz, que se convertirá en la primera ministra de Trabajo que se manifiesta junto a los sindicatos. Algo que no gusta en privado en el PSOE, y que el PP considera «insólito» y electoralista.

  La fiesta del 2 de mayo

El PSOE pide que se controle a Ayuso. Al día siguiente, última jornada de la campaña, se celebra la fiesta madrileña del Dos de Mayo. Y el PSOE sospecha que la presienta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, utilizará ese escaparate para hacer electoralismo. Los socialistas han pedido a la Junta Electoral que inste al Gobierno de la Comunidad de Madrid a actuar con la «máxima neutralidad» en los actos institucionales porque son «de todos los madrileños». «No puede haber confusión entre lo institucional y lo político, nadie ha de atribuirse los reconocimientos que son de todos los madrileños como sociedad madrileña», afirma el PSOE.