La partidos convierten el Primero de Mayo en Madrid en un acto de campaña

El Gobierno y los tres candidatos de la izquierda se suman a la manifestación y el PP los tacha de «hipócritas»

Cabecera de la manifestación del Primero de Mayo, este sábado en Madrid
Cabecera de la manifestación del Primero de Mayo, este sábado en Madrid EFE

MAdrid / La Voz

En la víspera del cierre de campaña, Madrid celebró este sábado la fiesta del Primero de Mayo bajo un marcado ambiente electoral. El voto obrero se ha convertido en uno de los principales caballos de batalla en unos comicios en los que, por primera vez en mucho tiempo, la derecha se ha lanzado a disputar un espacio electoral en el que la izquierda ha sido casi hegemónica. Yolanda Díaz, elegida por Pablo Iglesias como su sucesora en Unidas Podemos, se convirtió en la primera ministra de Trabajo en asistir a esta marcha, a la que acudieron hasta siete ministros. Y ningún candidato de la izquierda quiso perderse la foto. Ángel Gabilondo, por el PSOE, Mónica García, de Más Madrid, y Pablo Iglesias, de Unidas Podemos, caminaron junto a los líderes sindicales, Unai Sordo, de Comisiones Obreras, y Pepe Álvarez, de UGT. Retener ese voto es fundamental para la izquierda, porque los sondeos indican que el PP puede ser por primera vez el partido más votado en distritos obreros emblemáticos como Vallecas o Villaverde.

Vox optó por estrenar ayer la movilización pública de su propio sindicato, denominado Solidaridad. El partido de Santiago Abascal ha apostado en la campaña por disputar a la izquierda el voto de los trabajadores con mítines como el protagonizado en Vallecas, que se saldó con graves incidentes. Este sábado, Vox celebró su propio Primero de Mayo, al margen de la convocatoria oficial, en la Plaza de Conde de Casal.

 La lucha por el voto obrero

En el PP, la candidata, Isabel Díaz Ayuso, y el líder nacional del partido, Pablo Casado, cuestionaron la presencia de miembros del Gobierno en las marchas de Madrid y rechazaron que la izquierda pretenda darles «lecciones de trabajo» mientras que España «lidera las cifras de desempleo a nivel mundial». «No sé qué pintan ministros manifestándose cuando son los que han generado esta caída del mercado laboral», señaló Casado. Ayuso criticó también la «hipocresía» de los siete ministros por acudir a la manifestación por el Día del Trabajador cuando es el día «que más urticaria le puede dar», y acusó a Yolanda Díaz, de estar «escracheándose a sí misma».

Pablo Iglesias aseguró que la izquierda va a ganar estas elecciones porque «la respuesta de los barrios, ciudades y pueblos de la clase trabajadora» va a ser tan amplia como la de los barrios con mayor renta, que tradicionalmente votan a la derecha. El candidato de PSOE, Ángel Gabilondo, pidió «un esfuerzo» a los trabajadores para encauzar «una recuperación justa con empleo digno» y no una con «una derecha a la madrileña». Y también la candidata Más Madrid, Mónica García, afirmó que «la mejor manifestación es ir a votar» y cuestionó las proclamas de Ayuso. «No queremos encontrar a nuestros ex, sino trabajo digno y derecho al tiempo», indicó.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

La partidos convierten el Primero de Mayo en Madrid en un acto de campaña