Biden comienza a reunir a familias de inmigrantes separadas por Trump

Cerca de un millar de niños continúan sin encontrarse con sus padres

Inmigrantes desembarcan de un bote tras cruzar el río Grande a Texas desde México
Inmigrantes desembarcan de un bote tras cruzar el río Grande a Texas desde México

Nueva YOrk / E. La Voz

La Administración Biden comenzará esta semana a reunir a los niños que fueron separados de sus padres al llegar a la frontera sur de Estados Unidos durante los cuatro años de las políticas de tolerancia cero con la inmigración del presidente Donald Trump.

El proceso se inicia hoy con la agrupación de cuatro familias separadas en los años 2017 y 2018, según confirmó el secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, en una entrevista en la cadena CBS. «Esto es apenas el comienzo», señaló poco después en una declaración distribuida por la Casa Blanca.

En dos de los cuatro casos se trata de dos mujeres, una hondureña y otra mexicana, que fueron separadas de sus hijos a finales del 2017, dijo Mayorkas, que se negó a detallar sus identidades. Solo explicó que se trataba de niños que tenían tres años de edad cuando los apartaron de sus progenitores y de adolescentes que han tenido que vivir sin sus padres durante los años más críticos de su formación. Se espera que en los próximos dos meses, se permita entrar al país a otros 30 migrantes para reunirse con sus hijos, quienes han estado viviendo con familiares en EE.UU. 

Permiso especial

A los padres se les facilitará permisos por razones humanitarias, mientras las autoridades estudian ofrecerles otro estatus legal a largo plazo, explicó Michelle Brane, directora ejecutiva del Grupo de Reunificación Familiar del Gobierno.

Tras ser interceptados por la Patrulla Fronteriza, los progenitores acababan en las prisiones federales antes de ser deportados y los niños ingresaban en los centros de menores repartidos en el valle del Río Grande, en el sur de Texas, gestionados por la Oficina de Refugiados del Departamento de Salud. Se calcula que más de 5.000 niños fueron separados de sus padres desde el 1 de julio del 2017 hasta junio del 2018 cuando Trump revocó la política de separación debido a las presiones nacionales e internacionales.

El proceso de reunificación comenzó poco después cuando un juez federal de San Diego obligó al Gobierno a juntar a las familias en un período de 30 días. Pero la mala gestión de las llegadas hicieron imposible completar el proceso, ya que muchos de los niños eran demasiado pequeños como para recordar sus apellidos o sus países de origen.

La Administración Biden estima que aún existen cerca de 1.000 familias esperando a encontrase de nuevo. El presidente de EE.UU. prometió durante la campaña electoral finalizar el proceso y el pasado mes de febrero firmó una orden ejecutiva para crear una fuerza de trabajo para descubrir qué pasó con todos ellos.

Las primeras reunificaciones comienzan cuando la Casa Blanca se enfrenta a la tercera ola de menores llegados a la frontera de los últimos siete años. En esta ocasión, en su mayoría, son adolescentes no acompañados animados por sus familias tras el fin de las políticas antimigración de Trump.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Biden comienza a reunir a familias de inmigrantes separadas por Trump