Gabilondo y la ejecutiva del PSOE de Madrid se resisten a dimitir pese a las peticiones

Izquierda Socialista reclama que el candidato no recoja el acta de diputado y que se renueve la dirección regional, pero esta no se plantea cambios orgánicos

El candidato socialista, Ángel Gabilondo, tras comparecer ante la prensa para valorar los resultados electorales
El candidato socialista, Ángel Gabilondo, tras comparecer ante la prensa para valorar los resultados electorales

Redacción / La Voz

Crisis en el PSOE de Madrid tras obtener el peor resultado de su historia en una convocatoria a la Asamblea, 24 diputados, los mismos que Más Madrid, pero menos votos, por lo que a la derrota electoral se une la pérdida del título de líder de la oposición.

No habían pasado ni doce horas del recuento cuando algunos críticos ya elevaron sus voces para reclamar la dimisión de la ejecutiva regional y la del candidato, Ángel Gabilondo, quien ayer se manifestó dispuesto a recoger su acta de diputado. Sin embargo, tras la reunión de la comisión ejecutiva regional, esta decidió no plantearse cambios orgánicos ni el relevo de Gabilondo como portavoz en la Asamblea, informa Efe.

La corriente Izquierda Socialista de Madrid fue una de esas voces que ante la pérdida de 13 escaños reclamó las dimisiones, por la «falta de autonomía» que han tenido con respecto a la Moncloa y el resultado de las elecciones. Con estas palabras aluden a imposiciones como la del candidato a la alcaldía Pepu Hernández en su momento. En el mismo comunicado, critica que la campaña gravitase «entre fascismo y antifascismo», a lo que se añadía a la «escasísima oposición pública del grupo socialista en la Asamblea en los últimos años». Es decir, una oposición blanda de Gabilondo, que fue rebasado por Mónica García, de Más País.

Todo ello les lleva como militantes socialistas de Madrid a exigir «un cambio radical» en sus políticas y a «pedir la dimisión de la comisión ejecutiva del PSOE-M, sujeto activo de este fracaso histórico, aunque no sean los únicos responsables del mismo». Asimismo, piden a Gabilondo —un dirigente «a la espera de destino, dicen»— que renuncie al acta de diputado, iniciando así, con su gesto, «un proceso de renovación de cargos y de políticas, tan necesario para los socialistas, pero sobre todo para la ciudadanía madrileña».

Contra la dirección regional

También censura la «imposición de una estrategia electoral completamente equivocada» en la región y «la doble condición de secretario general de los socialistas madrileños y hasta hace poco delegado de Gobierno en Madrid, José Manuel Franco, lo que «ha supuesto la imposibilidad e incapacidad de hacer labor de oposición al PP». Franco, según las mismas fuentes, se reafirmó ayer en su cargo y manifestó su intención de celebrar después del congreso federal previsto para otoño el regional que reclaman algunos.

Ejecutiva federal

Hoy, Pedro Sánchez presidirá la ejecutiva federal que estaba prevista para el lunes. El objetivo es aplacar el malestar cuanto antes y cerrar la herida del fracaso, además de preparar las primarias en Andalucía. Fuentes del Ejecutivo consultadas por Europa Press creen «lógico» que haya una «reflexión y un análisis serio» del batacazo socialista y una renovación a nivel regional. Son conscientes de que el problema de la federación madrileña no es de ahora y carece de equipo, estructura, y proyecto, por eso la campaña se diseñó desde la Moncloa. Una campaña en la que primero el jefe del Ejecutivo eclipsó al candidato, después tuvo una presencia más discreta y Gabilondo dio bandazos del centro a la izquierda.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Gabilondo y la ejecutiva del PSOE de Madrid se resisten a dimitir pese a las peticiones